Sabatina 483 del 9 de julio de 2016. Rafael Correa y Richard Espinosa anuncian que la Contraloría “confirma el atraco”, con responsabilidades económicas –predeterminación de glosas– sobre unidades médicas privadas, involucrando a sus personeros, también a los subdirectores nacionales y provinciales de salud del IESS “que no controlaron adecuadamente” y a la empresa externa privada de auditoría (R.DES Servicios Corporativos Cía. Ltda.).
Para John Pólit -hijo del excontralor- la pena solicitada es de tres años como cómplice y el pago de una multa.

Páginas