Soy uno de los beneficiarios de una pensión vitalicia que recibimos algunos exbeisbolistas (de las selecciones nacionales del país que fueron campeonas sudamericanas en los años 1963 y 1966), por merced de una ley de la República aprobada en el Ecuador algunos años atrás. Comprendemos la situación económica del país y la penuria de la caja fiscal, y partiendo de este hecho nosotros dejamos de percibir 264 dólares el año pasado sin emitir reclamo alguno. Apelamos a la Subsecretaría de Deportes y al Ministerio de Finanzas para que nuestras mencionadas pensiones que nos corresponden por ley de la República sean depositadas en nuestras cuentas con oportunidad, para no seguir aguantando problemas económicos que debemos cubrir por nuestras necesidades materiales.

Páginas