Tomar agua nos dará vida, pero tomar conciencia nos dará agua. En nuestro país existe un desorden agrícola, no hay asistencia técnica y el agricultor es reacio a aceptarla, insumos por las nubes, comercialización incipiente y las personas encargadas generalmente son ministros que poco abogan por solucionar el problema. La ganadería debe ir disminuyendo por la gran cantidad de terreno y agua que ocupa, y si seguimos así el “Gobierno de todos” se convertirá en el Gobierno de nadie.
La actividad minera no debe realizarse cerca de fuentes de agua para consumo humano, este es el caso de la proyectada actividad minera en Loma Larga-Quimsacocha y Río Blanco, dos lugares situados en los páramos y zonas de recarga hídrica de donde proviene el agua para las centrales de potabilización que sirven a los mas de 600.000 habitantes de la ciudad de Cuenca.

Páginas