Alfredo Sierra Rabascall

Me pusieron tres citaciones por un supuesto exceso de velocidad: 102, 101, 102 km/h. Inclusive con ese antecedente obviamente no he pasado de 90 kilómetros para evitar ser multado y, oh, sorpresa, nuevamente me envían una citación por exceso de velocidad.

Igual, hay que pagar con la ‘ventaja’ de hacerlo con 50 % de una rebaja si se cancela antes del mes. Esto fue en la vía a Playas. (O)

Fernando Bajaña

Publicidad

Sí. Deben hacer una revisión pronto de esos fotorradares. Yo he tenido que hacer convenios para pagar esas multas de tránsito, aparte del bloqueo que hacen de todas las cuentas bancarias hasta que no se pague o no se haga un convenio, y solamente habilitan la cuenta donde se recibe el sueldo, pues las otras cuentas tienen bloqueado el valor de las multas de tránsito. (O)

Simón Barzola

Esos radares siempre han dado que hablar, nunca los entendidos han presentado auditorías ni una mesa de diálogo con los usuarios perjudicados que desde hace tiempo denuncian infracciones insólitas, ejemplo, que una misma persona cometió infracción cuatro veces en un mismo día en distintas carreteras del país; absurdo que se pueda trasladar de una provincia a otra y otra, en un solo día en rutas distantes todas y cometer irrespeto a las normas de tránsito en cada uno de esos lugares.

¡Basta, revisen cómo es la cosa! (O)

Publicidad

Segundo Silva

Me dieron dos multas por velocidad, una de $ 107 de ida y de regreso porque dizque yo rodaba a 123 kilómetros por hora, cuando yo iba máximo a 95 kilómetros por hora en una carretera que obliga como límite máximo ir a 100 kilómetros por hora. Tuve que pagar en total $ 127 por las dos multas.

Es injusto..., esto fue robo legal, en mayo de este año; nadie se escapa de una entidad con radares descalibrados, nadie vio cuánto marcaba el radar. (O)

Álex Ramírez

Publicidad

Sí. Este año he sido multado cuatro veces y me quedan dudas, especialmente con los radares que están en la vía Guayaquil–Playas. (O)

Matilde María Campos

Este asunto debe aclararse con pruebas de revisiones de los radares y de historiales de los conductores. (O)

David Castro Alarcón

Publicidad

Sin duda alguna deben revisarse esos equipos de radares que controlan las velocidades de los vehículos en las vías, carreteras. El conductor se siente ya asediado. En un mes tuve dos citaciones: una por $ 101 y otra por $ 117, en la vía a la costa, Santa Elena. No tengo dudas de que están mal calibrados.

Utilizo un automóvil con el que difícilmente se puede pasar los 100 kilómetros por hora. Fui a las oficinas del sistema 911 a reclamar, pero como la infracción era en Santa Elena, tenía que hacerlo allá dentro de los tres días siguientes. Obviamente tuve que pagar la multa. (O)

José Quezada

Algunos radares cambian la velocidad de los vehículos y los agentes argumentan que es ¡porque el vehículo tiene llantas anchas y eso genera alteración en el marcaje de la velocidad!

Esto es antitécnico e ilegal que se multe por una falla de los aparatos. (O)

José Ortoneda Sánchez

Se supone que los radares fueron colocados correctamente, en perfecto estado; y, que en lo posterior se les ha debido dar el respectivo mantenimiento. Sin embargo, si por algún motivo se encontrasen funcionando mal, sería conveniente realizar una revisión que brinde una garantía a los señores conductores de vehículos.

Lo que pretenden los infractores es evitar el pago de multas por exceso de velocidad en algún momento de apuro y manifiestan que pueden estar en mal estado dichos radares. (O)

Sarah Marcela de Núñez

No dudamos, en una gran mayoría debe existir una actitud de poder o mando irregular e injusta, pero en otra gran mayoría debe existir también viveza criolla de conductores que irrespetan las velocidades permitidas y se extralimitan circulando por las carreteras como si estuvieran en competencias de carros.

Tienen que considerarse estos tipos de corrupción de las dos vías o partes comprometidas para buscar una solución a este problema que nunca termina, de los sistemas de controles de velocidad vehicular, a través de equipos de radares. (O)