En los medios de comunicación se informa que el ausentismo ha aumentado en los centros de vacunación, pues las personas que estaban incluidas en agenda no llegan. Es necesario analizar por parte de las autoridades y no solo quedar en el lamento. Muchas personas deseamos vacunarnos, pero cuando abrimos la página del Ministerio de Salud la respuesta a la consulta sobre la primera dosis es siempre: ‘pendiente asignación’, sin duda trae mucho desconsuelo, pues queda la incógnita de qué mismo está pasando con el plan de vacunación, se está privando de la vacuna a quienes sí la deseamos.

Hay que tomar en consideración que el grupo calificado en estos días son los mayores de 60 años. Puede ser que la mayoría que tiene medios tecnológicos ya asistió a vacunarse, y los que no asisten es porque no saben que pueden hacerlo. La publicidad del plan debería analizarse si está bien direccionada para este grupo, pues nuevamente se utilizan más las redes sociales y no los canales de televisión y la radio. Falta comunicación. Falta organización. Faltan acciones que contrarresten los riesgos que puede tener un plan. (O)

Roberto Vinicio Carrión Cevallos, ingeniero eléctrico, Quito