En el Ecuador no hay prontitud en el proceso de adopción, se muestran falencias en las fases administrativas, en la comunicación a la ciudadanía, en los trámites burocráticos, etc. No es rápido y sencillo adoptar a quienes necesitan un hogar o un techo donde vivir.

Existen niños y adolescente que necesitan un hogar en el cual encuentren un cálido abrazo familiar. La adopción de menores es regulada por el Código de la Niñez y Adolescencia.

Deberían motivar a quienes decidan aplicar al método de la adopción, pero hacerlo de una manera ágil, quitar las trabas; muchas parejas sí quieren a estos niños que necesitan padres que los cuiden y los protejan; no logran adoptar porque la tramitación y la espera puede demorar varios años. El Gobierno debe construir albergues para ayudar a menores de edad abandonados que no tienen dónde vivir, están en las calles, brindarles comida, estudios, cultura, valores, salud, tenerles bajo un techo, conseguir que los adopten; también brindarles una educación para que puedan defenderse el día de mañana que pasaron la edad de la adopción y no son adoptados. (O)

Allisson Michelle Palomino Pino, Milagro