Durante los últimos 15 años el funcionamiento y financiamiento del IESS ha sido afectado por su mala administración debido a intereses políticos y personales dentro y fuera de la institución, aunque el artículo 370 de la Constitución señala que el IESS es una entidad autónoma regulada por la ley, es responsable de la prestación de las contingencias del seguro universal obligatorio a sus afiliados.

Asimismo, el inciso segundo del artículo 371 de la Carta Magna indica que los recursos del Estado destinados para el seguro universal obligatorio constarán cada año en el presupuesto general del Estado y serán transferidos de forma oportuna. Por último, el artículo 372 del mismo cuerpo legal dispone que los fondos y reservas del seguro universal obligatorio serán propios y distintos de los del fisco, y servirán para cumplir de forma adecuada los fines de su creación y sus funciones. Ninguna institución del Estado podrá intervenir o disponer de sus fondos y reservas, ni menoscabar su patrimonio, por lo que constitucionalmente debe cumplirse lo dispuesto señalado para beneficio y bienestar de los afiliados activos y pasivos. Reflexión: ¿es necesario el efectivo funcionamiento y financiamiento del IESS? (O)

Ángel Gregorio Calderón Mayorga, economista, Guayaquil