Continúo con el tema de los octanos de ciertas gasolinas. El problema de las gasolinas en Ecuador no son los octanos sino la calidad de estas. El diésel, por ejemplo, es una afrenta ambiental, registra hasta 7.000 ppm (partes por millón) de azufre y nadie dice ni pío. No tiene sentido cambiar la gasolina Ecopaís de 85 octanos por otra de 89 octanos, si ambas permiten hasta 650 ppm de azufre según la Normativa Técnica Ecuatoriana, NTE INEN 935:2021 aprobada por este Gobierno. Dicen que solo tendrá 200 ppm de azufre, pero la calidad no se mide por ofrecimientos. Lo único bueno es que tendrá el 8 % de etanol que mejora la combustión y eleva el octanaje de la gasolina.

En los Estados Unidos la mayoría de las gasolinas contiene 10 % de etanol y existen mezclas de hasta el 15 % de etanol, se lo obtiene por destilación en la industria azucarera y químicamente es alcohol etílico puro. Debe ser anhidro (sin agua), de lo contrario sería aguardiente.

También van a remplazar la gasolina súper de 92 octanos por otra de 95 octanos que tendrá máximo 300 ppm de azufre, o sea muy contaminante. ¿Por qué no producen la gasolina Tipo Euro 5 que está como adorno en la NTE INEN 935:2021 con apenas 10 ppm de azufre? ¿Por qué tenemos que importar gasolina y venderla a precios internacionales que dependen de cómo cotizó el crudo WTI en la bolsa de Nueva York? ¿Acaso no hemos gastado una fortuna en refinerías, oleoductos, etc.? Para saber qué gasolina usar, busque en el manual del vehículo la especificada, si no lo dice busque la relación de compresión del motor; si la relación es 9:1 o menos, basta con 85–87 octanos. Si es 9.5:1 o más, debería usar 92–93 octanos. Tengo un carro MPV (multipropósito o multiusos) de 6 cilindros automático, hecho en Estados Unidos, que por 20 años ha usado gasolina súper de 92 octanos; como su relación es 8.5:1 le cambié a ecopaís, y todo bien. (O)

Carlos Luis Hernández Bravo, ingeniero civil, avenida Samborondón