A ..., ¡mi amada Guayaquil!, por sus solemnes fiestas julianas:

Tierra mía, te amo como a ninguna, me viste nacer, por eso eres mi casa, eres mi cuna. ¡Yo soy guayaca, tengo esa suerte! Guayaquil de mis amores, erguida luces tus colores: límpido blanco y cielo celeste. Eres un encanto bañada por aguas platinadas. Cual guirnalda nocturna iluminada, propios y extraños te quieren. Hoy y siempre ¡bella perla!, muy sinuosa cual la mar, es grato verte progresando..., tu corazón fuerte late por los 486 años que transpiras. Cuna de grandes poetas como José Joaquín de Olmedo, Medardo Ángel Silva, Pablo Aníbal Vela, Ileana Espinel Cedeño, Josefina Egas, Fernando Cazón Vera, Sonia Manzano Vela...; y de autores y compositores como Carlos Rubira Infante cuya canción Guayaquileño Madera de Guerrero, es muy coreada sobre todo por estos días de celebración juliana; como también la del poeta y compositor Luis Padilla Guevara, Guayaquil vive por ti.

La grandeza de mi ciudad cosmopolita se engalana y sentimos un sano orgullo los guayaquileños y todas las personas que la quieren, la respetan y viven en ella. Recibe este homenaje, mi bella Guayaquil. (O)

Alicia Alencastro Ugarte, licenciada en Periodismo, Guayaquil