El vehículo en el que se movilizaban los asesinos de Efraín Ruales fue robado el 6 de enero en el sector de Guayacanes, norte de Guayaquil.

El afectado llegó la mañana de este jueves al Laboratorio de Criminalística con la denuncia puesta en la Fiscalía y relató que el carro fue robado con una llave maestra a las 04:35 cuando estaba estacionado afuera de su casa.

Lo compró hace seis meses de segunda mano y lo reconoció la noche del miércoles cuando se difundió en las redes sociales el hallazgo en el suburbio de Guayaquil, donde el vehículo fue abandonado e incinerado por sujetos que huyeron en una moto.

El automotor había circulado el miércoles con una placa robada de la provincia de Manabí. La misma no correspondía al modelo del carro usado para el crimen, por eso la Policía no había logrado contactarse con el dueño del automotor.

Este jueves en Criminalística algunos agentes realizan las pericias para buscar indicios en el vehículo. También se revisan cámaras de seguridad para identificar a quienes abandonaron el automóvil.

El perjudicado dijo que desde temprano siguió de cerca las noticias de la muerte del presentador, pero que no había reconocido su carro en el video del ECU911 porque las imágenes no eran claras. (I)