El ex director del Instituto de Seguridad Social de La Policía (Isspol) por cuatro años hasta el 2019, general David Proaño Silva negó que se hayan cometido irregularidades en las inversiones swap o las operaciones repo realizadas con Ibcorp.

Proaño aseguró que las operaciones de inversión fueron de conocimiento del Consejo Directivo del Instituto y de las autoridades de control, que las operaciones realizadas no violan el artículo 299 de la Constitución, que la operación swap no es irregular y está proyectada con $622 millones para el 2034.

"Esgrimir que la operación swap es ilegal e irregular es un error conceptual y de origen jurídico y esgrimir que genera perjuicios para el Instituto es absurdo, por el contrario, ha generado beneficio de flujos considerables", dijo.

Además, el general que fue destituido y cesado de las filas policiales, expresó que el Consejo Directivo del Isspol aprobó las gestiones realizadas y que las decisiones en procesos de gestión administrativa y operacional no fueron tomadas unilateralmente porque dependían de cuerpos colegiados legalmente establecidos.

Recordó que, entre el 2010 y el 2019, transcurrieron dos períodos presidenciales, 8 comandantes, 7 ministros y otras autoridades que fueron parte del Consejo, y que, de acuerdo a su propia normativa, el Instituto está plena y legalmente facultado para operar en el mercado financiero bursátil, extrabursatil y privado.

Proaño manifestó que no sabe qué beneficio tenía el titular de Ibcorp, Jorge Chérrez y que le conoció en el 2015, cuando él propuso la inversión swap. Chérrez nunca ha tenido vínculo laboral dentro del Instituto, agregó.

Silvia Solano, interventora del Decevale, señaló que, entre las irregularidades de este organismo está que no podía recibir depósitos e valores que no estuvieran en el catastro público y que, en contratos de custodios en el exterior, presentó dos contratos, entre estos con Ibcorp en el 2003, cuando la compañía fue formada en el 2006. El proceso de intervención sigue abierto.

En tanto, la gerente general de Picaval Casa de Valores, María del Carmen Astudillo expresó que esa empresa no recibió ni custodió ningún título o valor y tampoco ninguna instrucción de transacción o negociación bursátil. El Isspol no fue cliente de Picaval. (I)