Científicos acaban de establecer un nuevo récord mundial de alta temperatura sostenido con el dispositivo superconductor de fusión KSTAR, alcanzando una temperatura de iones de más de 100 millones de grados Celsius (180 millones de grados Fahrenheit) durante un período de 20 segundos.

Conocido como el "sol artificial" de Corea, el KSTAR (Korea Superconducting Tokamak Advanced Research en inglés) utiliza campos magnéticos para generar y estabilizar plasma ultracaliente, con el objetivo final de hacer realidad la energía de fusión nuclear, una fuente potencialmente ilimitada de energía limpia que podría transformar nuestro estilo de vida.

Actualmente, pocos dispositivos de fusión han logrado calentar el plasma a tal grado y, hasta ahora, ninguno de ellos logró calentar las partículas durante más de 10 segundos.

Las tecnologías requeridas para operaciones largas de 100 millones de plasma son la clave para la realización de la energía de fusión”, dijo el director Si-Woo Yoon del Centro de Investigación KSTAR en un comunicado.

"El éxito de KSTAR en mantener el plasma de alta temperatura durante 20 segundos será un punto de inflexión importante en la carrera por asegurar las tecnologías para la operación de plasma de alto rendimiento, un componente crítico de un reactor de fusión nuclear comercial en el futuro", afirmó.

Un video del recorrido de las instalaciones del dispositivo mediante un dron.

El objetivo final del KSTAR es lograr una operación continua de 300 segundos con una temperatura de iones superior a 100 millones de grados para 2025.

Para recrear las reacciones de fusión que ocurren en el sol en la Tierra, es necesario reproducir un estado de altas temperaturas y densidades. En el dispositivo KSTAR los iones y electrones se separan, y los iones deben calentarse y mantenerse a altas temperaturas. (I)