Un objeto de 5.000 años de antigüedad procedente de la Gran Pirámide de Keops (Egipto), recientemente fue encontrado por casualidad dentro de una caja de puros en la Universidad de Aberdeen en Escocia. Estaba desaparecido desde hace 70 años.

El fragmento de madera de cedro es uno de los tres únicos objetos encontrados en 1872 por el arqueólogo británico Waynman Dixon dentro de la pirámide egipcia. Los otros -una bola y un gancho de bronce, presumiblemente utilizado para la construcción-, se conservan en el Museo Británico.

Una pista de la ubicación del elemento perdido emergió en 2001, según la cual el tercer objeto podía haber sido entregado a la Universidad de Aberdeen, pero no se había podido localizar hasta ahora.

A finales del año pasado, Abeer Eladany, una asistente de nacionalidad egipcia que revisaba una colección asiática, se topó con una caja de puros que llevaba la antigua bandera de su país antes de darse cuenta de que el trozo de madera que contenía era el artefacto perdido, ahora en varios pedazos.

"He trabajado en excavaciones en Egipto antes, pero nunca imaginé que sería aquí, en el noreste de Escocia, donde encontraría algo tan importante para el patrimonio de mi propio país", añadió Eladany.

Análisis recientes permitieron datar el fragmento de madera entre el año 3341 a.C. y el 3094 a.C., aproximadamente 500 años antes de la construcción de la pirámide en la meseta egipcia de Giza. (I)