La emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia pone en duda la realización de las Fiestas de Quito, que el 6 de diciembre celebra 486 años de fundación. Un punto central de la discusión es definir las restricciones para la venta y consumo de licor, así como para evitar las aglomeraciones en sitios de expendio de comidas.

El concejal Bernardo Abad informó que hoy se reunirá el Consejo Metropolitano para evaluar la curva de contagios de COVID-19 y empezar a elaborar una agenda de actividades. “No es una época para despilfarro, debido a la crisis económica y se deberá evitar la aglomeración de personas” dijo.

Sin embargo, explicó que muchos dependen económicamente de esta celebración. Los sectores gastronómico, turístico y hotelero, añadió, exigen la reactivación de sus actividades y para eso se deberán proponer eventos que permitan la circulación de las personas. “Este tema será de corresponsabilidad de los ciudadanos y las instituciones”, dijo el concejal.

Para la Cámara de Comercio de Quito, las ventas en este diciembre caerán en $ 2.000 millones en comparación al año anterior. Patricio Alarcón, presidente de este gremio, explicó que sería irresponsable proponer un ambiente de fiestas, pues eso generaría más contagios. Sin embargo, pidió al Municipio que se eliminen las limitaciones para el ingreso a centros comerciales y restaurantes del sector formal, que cumple con las medidas de bioseguridad.

Hasta que el Concejo Metropolitano decida, las autoridades municipales han tomado ya medidas de control La caminata a la Virgen de El Quinche, por ejemplo, está suspendida. En su lugar, se transmitirán las misas de manera virtual y un helicóptero de la Policía realizará un sobrevuelo con la virgen.

Control de consumo de alcohol en lugares públicos

Estefanía Grunauer, supervisora de la Agencia Metropolitana de Control (AMC), indicó que en el último feriado se evidenció un exceso en el consumo de alcohol en lugares públicos y recordó que el consumo solo es permitido como bebida de acompañamiento.

En el último feriado se reportaron actos masivos en la Tribuna de los Shyris y en la Tribuna del Sur, con personas libando en la vía pública. Similares casos ocurrieron el fin de semana. En Calacalí, la AMC intervino en un evento deportivo con 50 personas; en Guangopolo, en una fiesta con más de 30 personas; y en los parques Inglés y La Carolina, en partidas de contacto. Los controles seguirán realizándose.

Las cifras

El MSP reportó hasta el 6 de noviembre 55.674 casos confirmados de COVID-19 en Quito. Solo en el último mes, desde el 7 de octubre, se registraron 15.653 casos nuevos. Esto representó un incremento del 39 %. En este período, se registraron 522 casos diarios en promedio.
Mientras que un mes antes, entre el 6 de septiembre y 7 de octubre, el promedio de casos diarios fue de 562.
La parroquia más afectada el último mes fue Ponceano, donde las cifras aumentaron, de 153 a 285 casos (aumento del 86 %).

En Calacalí, los casos pasaron de 50 a 92 (84 %); en La Merced, de 83 a 151 (82 %); en Alangasí, de 287 a 486 (69 %); y en Iñaquito, de 1.273 a 2.147 (69 %).
Según las cifras del MSP, las parroquias con mayor concentración de casos son: Chillogallo (4.995), Calderón (3.880), Guamaní (3.481), Cotocollao (2.828), La Magdalena (2.356), Conocoto (2.245), Iñaquito (2.147) y Chimbacalle (2.096). (I)