Rusla A. recibió una sentencia condenatoria de 26 años de prisión por asesinar a su madre. En primera instancia, el sujeto fue absuelto, pero en la audiencia de apelación realizada este miércoles 8, la Fiscalía expuso algunas pruebas que aportaron a que los jueces que integraron la Sala Penal de Azuay revoquen el fallo inicial.

En la diligencia, el fiscal Fernando Sánchez aseveró que la muerte de Elvira A. fue por asfixia y que en la primera audiencia no se evaluaron adecuadamente todas las pruebas. Entre ellas grabaciones de las llamadas telefónicas de auxilio reproducidas en la diligencia, en las que Rusla A. indicaba que su madre habría sufrido una caída; el testimonio del policía que efectuó el levantamiento del cadáver y demostró que el cuerpo de la víctima fue colocado en otro sitio para intentar confundir a los agentes de que se trató de una caída.

También se consideraron los testimonios de los peritos médicos legistas quienes determinaron que la mujer de nacionalidad rusa fue atacada con un objeto contuso cortante lo que le provocó tres heridas en su cabeza.

Reconsiderando estos elementos, la Sala Penal concluyó que Rusla A. participó en el asesinato de su madre en los días previos a un viaje a México en donde, según un comunicado emitido desde la Fiscalía, tenía como finalidad quedarse a vivir.

El fiscal provincial del Azuay, Leonardo Amoroso, informó que inconformes con la primera sentencia apelaron y basados en estos elementos, la sentencia alcanzada se dio por el delito de asesinato, tipificado en el literal 1 del artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). (I)