(Actualizado a las 19:00)

Un ciudadano del barrio Mirador San Francisco de la parroquia Huachi Grande, en el sur de Ambato, la mañana de este miércoles hizo un macabro hallazgo al ver a una mujer suspendida de un árbol, por lo que inmediatamente dio aviso al ECU911, que coordinó la presencia de personal policial.

María Landa, habitante del sector, no salía del asombro al advertir que nunca había visto algo así, y por esa razón todos los que viven en el barrio no podían creer lo que había pasado con la abuela y las nietas.

La víctima era una abuela de 57 años que presuntamente habría primero asfixiado a sus dos nietas de 5 y 9 años para luego quitarse la vida ahorcándose de un árbol del terreno.

Publicidad

El coronel Jorge Cevallos, comandante de la Zona 3 de la Policía Nacional, recibió el reporte poco antes de las 07:00 de este miércoles, en el que le informaban que un ciudadano había encontrado a una persona suspendida de un árbol.

Luego, al realizar el análisis de la escena, además de la mujer suspendida del árbol se encontraron dos cuerpos sin vidas de menores de edad que habrían fallecido presuntamente por asfixia. Cevallos dijo que con los equipos técnicos de la Dinased (Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros) y Criminalística se realizan todas las pericias con el fin de conocer las causas.

Añadió que las niñas vivían con su madre y que por el gran lazo afectivo que las unía con la abuela materna habrían sido invitadas a pasar en la casa de la mujer, por lo que han llegado el martes en la tarde, pero que en la mañana de este miércoles se encontraron con la noticia que fue alertada por un morador del sector.

La persona adulta se encontraba suspendida de un árbol, mientras que los cuerpos de las niñas estuvieron a pocos metros en el suelo, presuntamente fallecieron por asfixia y estrangulación, manifestó el coronel Jorge Cevallos al referirse a las dos muertes violentas y al presunto suicidio.

Trabajo preventivo

El coordinador zonal 3 de Educación, Leonardo Mosquera, advirtió que durante la emergencia sanitaria en el país ha habido en las familias estrés, depresión y ansiedad por las pérdidas de los puestos de trabajo y diferentes circunstancias, ante eso, aseguró que a través de los Departamentos de Consejería Estudiantil (DECE) y de las Unidades de Apoyo a la Inclusión (UDAI) se conforman brigadas para ayudar a mitigar estas situaciones. (I)