Checa (Pichincha), Guasmo (Guayas), Gualaceo (Azuay) y Píllaro (Tungurahua) serán partícipes este viernes 24 de la séptima prueba piloto que realizará el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) antes del VIII Censo de Población y VII de Vivienda a realizarse en noviembre próximo.

En esta actividad se probará el contenido del cuestionario censal que tuvo modificaciones al aplicado en el censo experimental del pasado 24 de noviembre en varios cantones del país.

La entidad también trabaja en el conteo rápido de viviendas a nivel nacional y hasta el 26 de diciembre de 2019 tiene un avance del 66,3%. Para los próximos meses se plantea la visita de técnicos en los grandes poblados del país.

El exdirector de la entidad, Byron Villacís, considera desafortunada la no inclusión de la categoría mestizo en la autoidentificación étnica en el cuestionario utilizado en el censo experimental y que esto querría decir que el INEC está considerando eliminarla del censo oficial.

Publicidad

"La eliminación de mestizos como categoría étnica en el censo podría tener varios efectos no deseados. Políticamente modificará el panorama étnico del país de forma artificial, puesto que los mestizos y mestizas se sentirán subrepresentados, asignarán su autoidentificación de manera confusa y hasta podrían poner en cuestión los resultados no solo de esta pregunta sino de la interpretación del resto de preguntas al cruzar los resultados por etnia", señaló.

El INEC explicó que el cuestionario final no está listo y que la pregunta de autoidentificación étnica no es definitiva. En el cuestionario aplicado en cuatro cantones se incluyeron 80 preguntas relacionadas con ubicación geográfica, vivienda, hogar y población, en el último aspecto se incluyó la pregunta: ¿Cómo se identifica según su cultura y costumbres? Esta se aplicó a 4710 personas.

"Para la formulación de las interrogantes relacionadas con la autoidentificación étnica se aplicó un criterio técnico, acogiendo las recomendaciones de organismos internacionales como Celade (Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía) que considera prioritario ceñirse a su objetivo real, que es medir a la población que se define como indígena, afroecuatoriana o montuvia. A esto se suma la experiencia de otros países en este ámbito, donde ampliar las opciones de respuesta puede ocasionar sesgo en las respuestas", se indicó.

Hasta el primer trimestre del año se prevé que el cuestionario esté definido y pueda ser aprobado por el Consejo Nacional de Estadística y Censos.

Para la elaboración de la boleta censal de noviembre pasado se realizaron reuniones con grupos técnicos, del Grupo Estratégico de la Comisión del Censo 2020, consultas expertos temáticos del sistema de Naciones Unidas, academia, expertos nacionales e internacionales; así como también tres talleres de temáticas específicas y doce generales en distintas localidades, informó la entidad.

Desde el censo del 2001 se incluye la pregunta referente a la autoidentificación étnica. En ese proceso se incluyó la pregunta: ¿Cómo se considera?, mientras que en el 2010 se consultó: ¿Cómo se identifica según su cultura y costumbres? (I)