Publicidad

Chavismo busca legalizar a 4 millones de civiles armados

Maduro busca integrar a todos los milicianos a la Universidad Militar Bolivariana mediante la creación de la Escuela Antiimperialista de Capacitación de la Milicia y de Cuadros de la Revolución.

Las milicias venezolanas son un cuerpo especial dependiente de la Presidencia destinado a reforzar la defensa de la nación. Foto: redaccion

Cerca de cuatro millones de civiles en Venezuela integran las milicias. Estos grupos están dispuestos a dar la vida por su líder Nicolás Maduro y aunque afectados también por la crisis, permanecen al servicio y listos para “defender la patria”.

Aparecen en el 2008 por la aprobación de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y bajo la figura de “un cuerpo especial” dependiente de la Presidencia destinado a “complementar en la defensa de la nación”. Legalizarlas con una reforma legal es el nuevo objetivo del chavismo.

El proyecto fue presentado el 15 de diciembre pasado por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, a la Asamblea Nacional Constituyente, integrada solo por chavistas, y formaliza el anuncio que hizo el mes pasado Nicolás Maduro, registró El Nacional.

Maduro busca integrar a todos los milicianos a la Universidad Militar Bolivariana mediante la creación de la Escuela Antiimperialista de Capacitación de la Milicia y de Cuadros de la Revolución.

Publicidad

“Que sea una escuela territorializada, con modalidad presencial y virtual, avalada con todos los programas de la Universidad Militar Bolivariana”, dijo Maduro en noviembre.

La Fuerza Armada de Venezuela tiene cuatro componentes, Ejército, Guardia Nacional, Aviación y Armada, con la reforma se busca añadir un quinto, algo que ni Hugo Chávez logró, publicó Infobae.

Pero se estaría ignorando que en Venezuela no es legalmente posible elevar el rango de una ley orgánica para darle carácter constitucional y la Asamblea Nacional Constituyente, más allá de su ilegalidad de origen, no tiene la potestad de aprobar la reforma.

Maduro buscaría justificar el uso de civiles armados ante la gran cantidad de deserciones que hay en las instituciones militares, lo que refleja que cada vez el respaldo es menor.

El líder chavista ya ha llenado los espacios que han dejado las bajas en las fuerzas con milicianos que no cumplen los requisitos que estas exigen.

En el registro de más de tres millones de milicianos, aunque Maduro dice que están por llegar a los cuatro millones, aparecen los inscritos en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), integrantes de los colectivos y grupos armados como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Tras la presentación de la reforma, el diputado a la Asamblea Nacional (AN), presidida por el opositor y proclamado presidente interino, Juan Guaidó, José Guerra, denunció en Twitter que los militares no pueden estar al servicio de un Gobierno o un partido político, sino de la Constitución vigente y que si el régimen de Maduro quiere introducir la milicia como componente, deben cambiar la Constitución y hacer un referendo. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?