Hace dos meses, la cirujana plástica Priscilla Alcócer fue designada presidenta de la Federación Iberolatinoamericana de Quemaduras (Felaq), una entidad que congrega a sociedades científicas de quemaduras de 24 países y que alista para 2020 una serie de encuentros y capacitaciones para varios tipos de profesionales.

La guayaquileña creó junto al cirujano Carlos Márquez la Sociedad Ecuatoriana de Quemaduras (Seque) y la Fundación Ecuatoriana de Quemaduras (Ecuaquem), en 2009.

Ella dice que las capacitaciones se darán en Ecuador y comenta que en el campo de las quemaduras la atención del paciente es labor de un equipo grande.

La Sociedad tiene 38 miembros: cirujanos, médicos generales, pediatras, anestesiólogos, fisiatras, intensivistas, enfermeras y psiquiatras, que se han capacitado con extranjeros.

Publicidad

Alcócer, quien es docente de medicina, destaca que las horas posteriores a las quemaduras son primordiales para trabajar y muestra en fotografías cómo suelen llegar a su consulta pacientes con quemaduras ya cicatrizadas en los que el tratamiento toma meses.

Explica que se inserta en la dermis una especie de prótesis que se infla (expansores) y que permite que la piel se vaya estirando para retirar la zona dañada y reemplazarla.

La profesional comenta que en países como Alemania hay unidades de quemaduras ambulatorias (se instala si hay algún caso) por la cultura de prevención y señala que en Guayaquil existen tres unidades de quemados: una de adultos y dos infantiles.

Manifiesta que se necesita capacitar a los profesionales de las unidades de emergencia para tratar los casos desde el primer día y que ayuden al paciente no solo recuperar la funcionalidad de sus extremidades sino un acabado más estético.

Para ello cree importante que se habiliten más espacios para atender a los pacientes con quemaduras.

Los casos de quemaduras no solo se dan por fuego, sino por líquidos calientes, químicos, eléctricos y por el sobrecalentamiento del celular). Los casos por quemaduras con petardos afectan más a niños.

Muchos pacientes de escasos recursos son atendidos a través de la Fundación Ecuatoriana de Quemaduras, que funciona en la cdla. La Herradura. Teléfono 603-0007. (I)