En calidad de autor del delito de peculado, el exsecretario Nacional de Inteligencia (Senain), Pablo Romero, y cuatro exfuncionarios más de la Senain fueron llamados a juicio esta mañana por el conjuez de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Richard Villagómez.

En calidad de autores también fueron llamados a juicio Fernando Garzón, Cecilia Santillán y Juan de Dios Lozano; mientras que Walter Olalla recibió un auto de llamamiento a juicio en calidad de cómplice.

A todos, el fiscal general subrogante Wilson Toainga los acusó de haber participado en irregularidades de recursos ocupados en la Operación Caminito.

Lo que el juez determinó, a través de la información entregada por la Fiscalía, es que existió inexistencia e inconsistencia en la documentación entregada por los funcionarios al momento de realizar la operación que supuestamente fue establecida para ubicar a presuntos hackers que habrían ingresado a cuentas presidenciales, vicepresidenciales y de otros funcionarios e instituciones del Estado. 

Este es el segundo llamado a juicio que recibe Romero. En la primera causa, el exSenain fue llamado a juicio por el plagio del activista político, Fernando Balda, junto al expresidente Rafael Correa. 

Actualmente Pablo Romero se encuentra en España y es visto por la justicia ecuatoriana como un prófugo. Sobre Romero también pesa un proceso de extradición plateado pro el Estado ecuatoriano.  (I)