La Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) tiene $ 13,9 millones de cartera por cobrar, entre esos valores, Martha Moncayo, su gerenta general, no descarta que haya clientes víctimas de suplantación de identidad como lo publicó este Diario.

En esos casos la entidad recomienda seguir un proceso judicial que se inicia colocando la denuncia del consumo en la Fiscalía.

Según la funcionaria, una vez que la Fiscalía se pronuncia, CNT puede dar de baja a esos contratos.

Pero el trámite en la Fiscalía no consiste en poner la denuncia y ya. A Dennys Nay, quien fue víctima de este delito en 2015, le tomó 8 meses obtener la resolución judicial y desbloquear sus cuentas bancarias.

Publicidad

Debió realizar múltiples viajes a Babahoyo, pues a su nombre habían sacado una línea en la provincia de Los Ríos.

El fiscal David Nelson explica que estas denuncias son frecuentes y que se indagan como suplantación de identidad o falsificación de firmas.

En cualquier caso la pena va de uno a tres años de prisión y la investigación puede durar hasta un año, según la ley.

Eso es lo que más preocupa a los afectados por este delito, esperar más tiempo para acceder a sus ahorros. Cuatro perjudicados entrevistados por este Diario aseguran que se enteraron de la deuda cuando sus cuentas bancarias fueron bloqueadas por un juicio de coactiva (cobro). Algunos como Roxana Campuzano, quien vive en Durán, llevan años tratando de solucionar este problema.

CNT contrata a secretarios, abogados y empresas especializadas para agilitar los cobros y realizar las notificaciones previas a los juicios.

Moncayo manifestó al respecto: “No podemos iniciar coactiva si no existe la notificación y además las empresas estas cobran por contacto eficiente, es decir, si no existe la notificación, no es legal”.

Publicidad

La funcionaria mencionó que Campuzano había sido notificada en 2011, sin embargo, la comunicación no fue enviada a la casa de Roxana (Durán), sino a Quevedo, donde habrían funcionado las dos líneas que le adjudican a la mujer que debe más de $ 7.000.

La empresa responde que el caso de Roxana corresponde a la deuda heredada de las anteriores empresas, pues CNT fue creada en el 2010 y ha venido gestionando la cartera de las empresas Andinatel S. A., Pacifictel S. A. y Telecsa S. A.

Moncayo contó que dada su antigüedad, representa un desafío para la empresa, con problemas de identificación o ubicación de las personas que recibieron los servicios, falsificación de identidades y personas naturales y jurídicas que cumplen con sus pagos, a través de las distintas acciones.

Por eso, explica, se estaría levantando esa información para tenerla en una base de datos y recuerda a los ciudadanos que se sientan perjudicados que presenten el respectivo reclamo en las oficinas de la empresa pública acompañado de la denuncia.

Ella destacó también que los procesos de coactiva no tienen nada que ver con la seguridad del data center que posee CNT. Dijo que son áreas diferentes.

Verificación

La verificación de la identidad de los clientes ahora se hace a través de la Dinarpap. La entidad valida la cédula, firma, fotografía y fecha de expedición de la cédula del cliente. Puede llamar al 098-462-2783 para saber si la CNT le ha iniciado un proceso de cobro.

Quejas en redes sociales

Luis Tamayo: "A mi papá muerto le están cobrando $ 4.000, es decir, él vino del más allá solamente para contratar un servicio".

Jackeline C. Moreno.- "Yo tengo una deuda sin haber sacado nada. Debo casi $ 8.000, a causa de aquello perdí mi trabajo en el GAD de Durán, mis cuentas están congeladas. Nada hacen para ayudarme, soy madre soltera con 3 cargas, sin trabajo, pero con deuda que me acompaña, auxilio presidente".

Leonardo Jaime.- "Desde el 2017 tengo problemas por supuesta compra de chips a un monto de $ 460 realizados en Manabí y En Bolívar, provincias que no conozco. CNT no muestra ni mi firma ni nada que diga que yo les haya comprado algo. Está estancado ese asunto y sin solución hasta la actualidad".

Chell Vega.- "Sí, y tuve que pagarla OBLIGADA porque me congelaron las cuentas DE LA NADA! por una deuda fantasma, de un número telefónico que estaba a mi nombre pero que yo nunca saqué y peor usé".

Melina Díaz.- "Yo pagué la deuda de una línea telefónica que nunca tuve, cuando se hizo el supuesto contrato yo vivía fuera del país, pero por más que insistí jamás me mostraron el contrato con mi firma y la fotocopia de mi cédula simplemente me bloquearon mi cuenta bancaria".

Josefina Martínez.- "Sin firmar contrato me entero que tengo una línea impaga de años y en El Empalme, lugar que no conozco". (I)