Los lineamientos de la Constitución del 2008, la firma de la paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el 2016 y la reconstitución de la cooperación internacional en materia de defensa con Estados Unidos desde el 2017 son algunos hechos que el nuevo Libro Blanco toma en cuenta para plantear la actualización de la política de defensa nacional del Ecuador.

El último Libro Blanco que se emitió en el país se promulgó hace doce años, en el 2006, en el gobierno de Alfredo Palacio, con el Ministerio de Defensa a cargo de Oswaldo Jarrín, como ocurre actualmente.

El anterior documento se basaba en la Constitución de 1998 y en las leyes que regían entonces. El actual régimen prevé el envío de leyes con las que se realice una reforma integral a la seguridad y defensa del país y el nuevo Libro, presentado a inicios de mes, se enmarca en esa nueva normativa.

El Libro del 2006 describía la no participación en operaciones militares coordinadas o combinadas con las fuerzas militares de Colombia frente a las FARC, pero en la presentación de la nueva política, Jarrín dice: “Ante los acontecimientos de violencia e inseguridad en la frontera con Colombia, se han concretado y materializado acciones de coordinación para neutralizar las actividades violentas, producto del accionar de grupos irregulares armados en la zona de frontera”.

Publicidad

Asimismo, el anterior Libro no contemplaba la ruptura de la cooperación con EE.UU. en defensa, que ocurrió en el gobierno de Rafael Correa.

La actualización de la política incluye el mantener las relaciones en materia de defensa y seguridad con este país a través de una oficina de cooperación que permite el intercambio de información, capacitación, entrenamiento y adquisición de recursos logísticos para contrarrestar delitos como el narcotráfico y la delincuencia organizada transnacional.

El general retirado y asambleísta René Yandún considera oportuna la actualización del Libro Blanco, porque la situación geopolítica internacional y el comportamiento de las naciones han variado.

La política de Estados Unidos es diferente con los países europeos y los asiáticos y estos últimos toman la iniciativa en el desarrollo de América Latina. Mientras tanto, en “lo vecinal” existen serios problemas, pues Colombia no ha cumplido con ninguno de los acuerdos ni de comercio ni de transporte ni de seguridad, refiere.

“La nueva política que se está implantando en este nuevo Libro considero que es una modernización de la visión del presidente de la República”, agregó Yandún.

El coronel retirado y analista militar Patricio Haro cuestionó el contenido del nuevo texto, dijo que hace un amplio diagnóstico de la situación del Ecuador, “lleno de fotografías que, de alguna manera, están tratando de camuflar la incapacidad operativa” de las Fuerzas Armadas, en este momento.

“Además de ese diagnóstico, topa ligeramente ciertas políticas de la defensa, políticas que a lo largo de este periodo han sido un tiro al aire, porque ningún gobierno ha hecho caso; y si hoy no se pone un verdadero énfasis también va a ser un tiro al aire”, expresó Haro.

El Libro Blanco contiene 12 capítulos, se habla de estructura institucional, estrategias y amenazas.  (I)