Jhon Hernández Hernández, venezolano de 28 años, murió ahogado en el río Blanco, del cantón Quinindé, en el centro de la provincia de Esmeraldas.

El percance fue reportado la tarde del sábado por el ECU911, luego de que el extranjero intentaba cruzar el correntoso río.

"No pudo nadar en un remolino que lo desapareció de la superficie", detalló Alejandro Valdez, socorrista del Cuerpo de Bomberos de Quinindé.

Hernández estaba acompañado de amigos y familiares que también nadaban en el río Blanco. Ellos intentaron rescatarlo cuando se ahogaba.

La Policía Nacional, Unidad de Gestión de Riesgo y Bomberos de Quinindé, participaron en el rescate del cadáver del venezolano, que fue trasladado al Instituto Forense de Esmeraldas.

En días pasados, un ciudadano de Ibarra (Imbabura) murió en similares circunstancias mientras nadaba en el río.

Habitantes de Quinindé sugieren a las autoridades de Turismo, señalizar los sitios de riesgo de estos ríos, para los turistas o visitantes (I)