(Actualizado a las 22:30)

Después de un fin de semana de angustiosa espera, de filtración de información y desmentidos, la Fiscalía colombiana confirmó este lunes que los cuerpos encontrados en fosas en la zona de Tumaco pertenecen a los tres miembros del equipo de El Comercio que fue asesinado por disidentes de las FARC.

Las pruebas forenses realizadas en Medicina Legal de Cali confirmaron que son el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra. El cuarto cuerpo hallado sería de un primo de alias Guacho, acusado de asesinar a los periodistas.

Culminadas las pericias, Colombia entregó los cuerpos a los familiares que viajaron a Cali y se espera que sean repatriados mañana a Quito en un avión de la FAE. Es decir, los restos hallados llegarían a los 93 días del secuestro.

Publicidad

Al asumir la confirmación, los parientes remarcaron el pedido de “no olvido, no impunidad, no repetición”.

El fiscal colombiano Néstor Humberto Martínez, quien hizo el anuncio afuera de Medicina Legal, dijo que con base en esa determinación científica continuarán la investigación.

Los tres cuerpos fueron encontrados por la Policía colombiana en fosas rodeadas de explosivos. Y las coordenadas fueron dadas por un detenido que pertenece al grupo disidente de alias Guacho.

Ellos cumplían una labor periodística cuando fueron secuestrados en la zona de Mataje, en Esmeraldas.

El representante legal de las tres familias, el abogado ecuatoriano Javier Andrade, aseveró que toman la palabra al compromiso que ha hecho la Fiscalía en cuanto al acceso al expediente, a la información de todas las investigaciones realizadas y sobre todo una comunicación directa de toda la investigación.

A título personal y en representación del Gobierno, el canciller José Valencia expresó el lunes sus condolencias frente a la confirmación de que tres de los cuerpos hallados corresponden al equipo de prensa.

Publicidad

En los bajos de la Cancillería y en rueda de prensa, Valencia informó que está previsto que el avión para el traslado salga desde Cali –donde se han realizado las verificaciones de rigor– a las 08:30 y llegue a Quito cerca de las 10:00 de mañana.

Los cónsules de Ipiales y de Bogotá se encuentran al frente de los trámites.

El canciller insistió en los términos de la carta de protesta enviada a la Cancillería colombiana por el tratamiento de la información en este caso, pues los familiares de las víctimas se habían enterado por redes sociales y no por canales oficiales, como había sido el compromiso de los dos gobiernos.

Desde Bogotá se replicó que antes de que el presidente Juan Manuel Santos informe en Twitter sobre el hallazgo sí se contactó, por ejemplo, con la Cancillería y Ministerio de Defensa ecuatorianos.

“Una cosa es ser informado de manera privada, mediante una llamada, de que hay la posibilidad (de que se hayan identificado los cuerpos) y otra es confirmarla por redes sociales”. La nota se encaminó a “que las redes sociales no es un canal, por respeto y por seguir los protocolos para informar a los familiares”,

Explicó que en estos últimos días sí se informó a los familiares del proceso de reconocimiento de los restos. (I)