EL UNIVERSO no ha publicado ni está publicando encuestas electorales. Si decidimos hacerlo, lo haremos expresamente.

Diálogo con sociedad civil, a medio camino

Diálogo  con sociedad civil, a medio camino
Diálogo  con sociedad civil, a medio camino
QUITO. En la marcha del 1 de mayo, los sindicatos respaldaron a Lenín Moreno en la fiscalización al periodo de Rafael Correa, pero a la vez anunciaron que no apoyarán la flexibilización laboral.
6 de Mayo, 2018
6 Mayo 2018
Quito -

Tras un fuerte deterioro durante el gobierno de Rafael Correa, la relación entre el Estado y las organizaciones de la sociedad civil (sindicales, ambientalistas, indígenas, gremiales, fundaciones, etcétera) se encuentra en medio camino: si bien todas destacan los diálogos anunciados por el presidente Lenín Moreno, cada sector tiene exigencias –especialmente de orden legal– que no han cambiado.

Según el Sistema Unificado de Información de las Organizaciones Sociales y Ciudadanas (Suios), a cargo de la Secretaría de Gestión de la Política, en el país existen 45.756 organizaciones sociales registradas, 526 disueltas y 95 liquidadas.

Lea también: Consejeros de CPCCS encabezaron marcha por el 1 de mayo en Quito

El subsecretario del ramo, Armando Aguilar, explicó que al momento faltan por ingresar al Sistema alrededor de 15.000 organizaciones sociales.

En diciembre del 2017, el catastro acogía al 42% de las agrupaciones. Al 4 de mayo de este año esa cobertura subió al 76%, indicó el gerente del proyecto Suios, Ramiro Boada.

Para que una organización social funcione debe tener el permiso del ministerio, secretaría o gobierno seccional que rija sus actividades. Así, los sindicatos deben tener la aprobación del Ministerio del Trabajo o los ambientalistas, el del Ministerio del Ambiente. En total, 29 instituciones públicas han reconocido a las 45.756 agrupaciones. Pero aquello provoca dispersión.

“Hay ocasiones en que las tareas de los ministerios se confunden, no hay coordinación”, señaló Benito Bonilla, dirigente del colectivo YASunidos. “Vamos a un año de gobierno y el diálogo, que ayudó en muchas cosas, se ha perpetuado, es poco efectivo”, agregó.

La Fundación Pachamama recuperó su personalidad jurídica en noviembre del año pasado, luego de cuatro años de haber sido disuelta. Acción Ecológica y Fundamedios fueron amenazados en el correato y con Moreno recuperaron espacio y aire.

Sin embargo, los puntos de tensión se concentran en las agrupaciones con mayor influencia política. Una vez que la Conaie agradeció a Moreno por la apertura y por la entrega de la sede, sus bases han insistido cada vez con mayor determinación en que se frenen los proyectos mineros y petroleros del Ejecutivo.

También se encuentra en discusión el reconocimiento a las directivas de las nacionalidades indígenas. Un caso en el que hay hasta amenazas de muerte de por medio es la disputa por la dirección de la Federación Sápara.

La Unión Nacional de Educadores (UNE) fue disuelta en el 2016 por el gobierno de Correa y actúa como un grupo de hecho, pues jurídicamente no existe. “Si fuera por lo legal, hubiésemos ganado hace rato. El asunto es que, a pesar de los diálogos, el presidente Moreno no ha tenido la voluntad política de devolver la personalidad jurídica a la UNE. Mire, el ministro de Educación (de quien depende su reconocimiento legal) es Fander Falconí, un correísta hasta la médula”, señaló Rosana Palacios, dirigente de la UNE.

Para Ruth Hidalgo, directora de la Corporación Participación Ciudadana, el diálogo fue importante, pero quedan temas pendientes.

Señala la necesidad de revisar el Decreto 193 (con el que Moreno dijo derogar otros dos suscritos por Correa, el 16 y el 739), pues allí persisten los “trámites engorrosos” y, especialmente, la discrecionalidad con que el Gobierno podría disponer el cierre de una organización social. (I)

Participación
Sociedad civil

Sindicalistas
“Todo diálogo es bueno, pero es solo una parte; no es todo”, dijo a este Diario Mesías Tatamuez, presidente de la Cedocut, al referirse a la política laboral del gobierno de Moreno.

Gobierno
El subsecretario de Movimientos y Organizaciones Sociales, Armando Aguilar, indicó que pese a críticas de ciertos sectores, el régimen seguirá la política de diálogo y respetará las decisiones de las distintas agrupaciones.

Diálogo con sociedad civil, a medio camino
Política
2018-05-06T00:00:29-05:00
A casi un año de la posesión de Moreno, los grupos aplauden proceso e insisten en sus demandas.
El Universo

Lo más leído