Las autoridades de Trinidad y Tobago deportaron a unos 80 venezolanos de más de 100 que fueron detenidos tras ingresar de forma ilegal a ese país caribeño, confirmó el domingo una organización humanitaria local.

Julio Henríquez, coordinador internacional de la organización humanitaria venezolana Foro Penal, dijo a The Associated Press en una conversación telefónica que al menos 20 personas permanecen retenidas en el Centro de Detención de Inmigrantes de Trinidad y Tobago, la mayoría de ellos tendría pendiente el pago de una multa.

Las leyes migratorias trinitarias contemplan prisión de seis meses o una multa estimada en unos 1.500 dólares para los que ingresen ilegalmente al país, comentó Henríquez.

Entre los deportados y los detenidos figuran 13 personas que solicitaron asilo a través de la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, agregó el activista, quien denunció que las autoridades negaron a los detenidos la representación de un abogado.

Publicidad

Lea también: Guayaquil, ciudad de paso o de estadía de migrantes venezolanos

Los detenidos fueron repatriados voluntariamente, según declaraciones de la embajadora de Venezuela ante Trinidad y Tobago, Coromoto Godoy, citada en un comunicado por el ministro trinitario de Seguridad Nacional, Edmund Dillon, informó el periódico Trinidad and Tobago Guardian.

Los venezolanos, 53 hombres y 29 mujeres, fueron trasladados en una aeronave militar de Venezuela enviada por el gobierno del presidente Nicolás Maduro que aterrizó en la mañana del sábado en el Aeropuerto Internacional de la ciudad de Piarco, al norte de Trinidad, reportó el diario.

La escasa información sobre los detenidos en el vecino país mantiene en vilo a sus familiares en Venezuela.

Yasmin Juárez, madre del DJ venezolano Rafael Silva, declaró a la AP que la noche del sábado acudió al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Caracas para recibir a su hijo, pero fue informada que no abordó la aeronave.

La angustiada madre indicó que el sábado, en un par de mensaje de voz, Rafael relató que le habían hecho entrega de sus pertenencias y que estaba a la espera de un transporte para ir al aeropuerto, empero, desde entonces se desconoce su paradero.

Publicidad

Lea también: Cuatro de cada 10 venezolanos piensan irse de Venezuela

Luego de una larga espera en el aeropuerto, Juárez fue informada que su hijo no estaba entre los repatriados puesto que fue detenido nuevamente "por la multa que tenía y que iba cumplir tres meses en una cárcel de máxima seguridad" y después sería trasladado a otro centro de detención por otros tres meses más. Silva tenía una permanencia ilegal de 18 meses en Trinidad, a donde viajó inicialmente como turista.

Las autoridades venezolanas prometieron informar a la familia el paradero del DJ tan pronto como reciban un informe oficial de sus pares trinitarios.

La severa crisis política y económica que azota a este país sudamericano ha provocado una marea creciente de migrantes, particularmente a países vecinos como Colombia, donde en 2017, el número de venezolanos instalados en territorio colombiano se disparó de unos 350.000 a más de medio millón en apenas seis meses, entre residentes y aquellos que ingresaron ilegalmente. (I)