La Contraloría General del Estado determinó responsabilidades penales en contra de exautoridades de la empresa pública Yachay EP, quienes se desempeñaron en cargos directivos en el gobierno de Rafael Correa.

El informe establece un perjuicio inicial de $ 31,4 millones, que corresponden a los estudios y diseños de la consultora Hospiplan ($ 388.538,83), a la construcción por parte de ConEcuakor ($ 30,1 millones) y a la fiscalización, a cargo de HP.C ($ 967.771,03)

Entre los responsables se señala al exgerente general de Yachay EP Héctor Rodríguez, así como a otros exgerentes y exdirectores.

Lea también: Augusto Barrera: ‘Miembros externos recibirán dietas a base de asistencia...’

Publicidad

El informe con indicios de responsabilidad penal (IRP) fue remitido ya a la Fiscalía en esta semana, para que se inicie una nueva indagación, esta vez de tipo penal, a fin de que se establezcan sanciones.

La auditoría de la entidad de control se realizó a la construcción de los cinco edificios que permanecen en su mayor parte en obra gris, abandonados desde el 2015, por falta de recursos y fallas técnicas.

Según el actual gerente general, Jorge Martínez, cuatro de los cinco edificios serán rehabilitados: los llamados TT1 y TT2 (transferencia tecnológica), uno de aulas y otro para el auditorio y el comedor universitario. El quinto, de laboratorios, podría ser derrocado.

Lea también: ‘Irregularidades’ en Yachay, en dos exámenes de la Contraloría General del Estado

El informe con indicios penales establece que estas construcciones se levantaron sin planos ni permisos del Municipio de Urcuquí (Imbabura); además, que “se ejecutaron y planillaron incrementos de volúmenes de obra y rubros nuevos, sin previa suscripción de órdenes de cambio y de trabajo, y sin contar con la disponibilidad presupuestaria”.

La principal observación es a las fallas estructurales: “Se evidenció la presencia de deflexiones y fisuras en varios vanos de losas y varias vigas de los 5 edificios, pese a que las estructuras no han recibido aún las cargas muertas totales ni la carga viva prevista en los diferentes pisos”, dice el documento.

Del mismo modo, en el documento se revela el intercambio de oficios con el fin de que se dispongan “las medidas pertinentes para salvaguardar la integridad física de los ocupantes de estos edificios y de su equipamiento”. (I)

40
Millones de dólares invirtió el Estado en la costrucción de 5 edificaciones del campus de Yachay.