La camioneta Ford F150, placa HBC-3053, quedó prácticamente en chatarra luego de que quedó incrustada en la cabina del camión con placa PCC-3953, que iba cargado con 400 quintales de hierro.

Dos víctimas mortales deja este nuevo accidente de tránsito que se produce en las vías del país. En esta ocasión, el choque entre los dos automotores fue el viernes 6 en el sector Las Piedras del caserío 10 de Agosto, cantón Mocha, en la carretera Ambato-Riobamba.

Parte de los hierros que llevaba el camión quedaron dispersos en la calzada, mientras el vehículo pequeño, reducido a fierros retorcidos, habría sido arrastrado alrededor de 20 metros tras el impacto.

La calzada estaba mojada por el fuerte aguacero y granizada que hubo en la zona, según los testigos.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Mario Pino y su yerno Diego Becerra, hijo del exalcalde de Guano, provincia de Chimborazo, que tiene el mismo nombre.

Dos ocupantes del camión, identificados como Luis Toapanta y Ángel Orozco, resultaron con diferentes heridas y fueron trasladados hasta el hospital del Seguro Social.

Eliana Pino, esposa de Diego e hija de Mario, no soportó la impresión al ver que sus dos parientes eran las víctimas fatales. Ella se desmayó y debió ser atendida también por el personal médico que se encontraba en la zona del accidente.

Al personal del Cuerpo de Bomberos de Mocha le tomó varias horas sacar los cuerpos de los fallecidos de entre los fierros retorcidos. Fue necesario el uso de equipo de extricación, dijeron. (I)