Trece ciudades del mundo experimentarán previsiblemente subidas de temperatura que podrían exceder los dos grados centígrados en los próximos diez años, según un nuevo informe.

La capital rusa, Moscú, enfrenta a la mayor subida potencial entre las cientos de ciudades que están incluidas en un informe que ha llevado años elaborar a la Red Urbana de Investigación del Cambio Climático (Uccrn, por sus siglas en inglés) basada en la Universidad de Columbia.

"Es totalmente alarmante", dijo a la Thomson Reuters Foundation William Solecki, uno de los editores del estudio, en la cumbre del clima respaldada por las Naciones Unidas.

Publicidad

Las ciudades que podrían ver los aumentos de temperatura más abruptos durante la década de 2020 incluyen Helsinki en Finlandia (2,5ºC), Ottawa en Canadá (2,3ºC) y Trondheim en Noruega (2,3ºC), mostró el estudio.

Todas las predicciones incluyen también un mínimo de las subidas. Por ejemplo, las temperaturas en Moscú podrían subir como mínimo un 1,1ºC.

Los nuevos datos proporcionan unos "conocimientos fundamentales" para las ciudades a la vanguardia de los esfuerzos de frenar los efectos del calentamiento global, dijo Cynthia Rosenzweig, editora del estudio e investigadora en la NASA.

Publicidad

Los resultados llegan poco después del borrador del informe de la ONU que ya está causando alarma con las proyecciones de que la subida de las temperaturas va encaminada a exceder el objetivo de 1,5ºC incluido en el pacto de París para contener el calentamiento global.

Además, los expertos dicen que las tormentas, inundaciones y otras condiciones climáticas extremas que están relacionadas al cambio climático están afectando a las ciudades mucho más de lo que los científicos habían previsto.

Publicidad

"¿Cómo podrán saber las ciudades cómo desarrollar sus planes de resistencia a menos que sepan las proyecciones de temperatura y cómo el cambio climático se supone que va a cambiar a sus ciudades?", dijo Rosenzweig en una conferencia de prensa.

La variedad de los resultados -incrementos proyectados que no superarían un grado centígrado en varios casos- ofrecen un recordatorio de que las ciudades necesitan desarrollar planes personalizados para mitigar los efectos del cambio climático, dijo Solecki, profesor en el Hunter College de Nueva York.

La planificación es particularmente crucial debido a las presiones crecientes de la urbanización, dijo el profesor.

Alrededor de la mitad de la población mundial vive en áreas urbanas y se prevé que esa cifra alcance el 66% a 2050, según la ONU.

Publicidad

El nuevo informe fue divulgado en Edmonton, Canadá, durante una cumbre global en la que los científicos y planificadores urbanos están creando una hoja de ruta para las ciudades en su lucha contra los impactos del cambio climático. (I)