Con la perspectiva de generar propuestas para el desarrollo armónico de ciudades intermedias, hasta hoy se desarrolla en Cuenca el Foro Continental de Ciudades Intermedias, “Hacia la agenda 2030”.

En las diferentes mesas de trabajo se habla de desafíos para la agenda urbana, planificación, género, medio ambiente y desarrollo sostenible. Se considera a una ciudad intermedia a aquella que tiene entre 50 mil y un millón de habitantes.

En Ecuador, el 74% de la población vive en sectores urbanos y el 26% en la zona rural, según Dorothea Kallenberger, del programa Ciudades Intermedias Sostenibles, lo que deriva en marcadas brechas en la calidad de vida. Un efecto que deja esta inequidad es el crecimiento de zonas que son conocidas como invasiones.

Para revertir estos efectos, Kallenberger dice que el primer trabajo es una adecuada planificación con una perspectiva a mediano y largo plazo.

Daniel Montadon, profesor de la Escuela de la Ciudad de Brasil, añade que un aspecto imprescindible para reducir la brecha es contar con un marco legal acompañado de la participación ciudadana. Esto, porque ningún proyecto de característica pública se construye únicamente desde la Asamblea. (I)