Publicidad

Medicina, psicología y derecho, entre 10 carreras más elegidas en Ecuador

Las diez carreras más demandadas contrastan con los diez talentos más escasos de contratar.

En el 2016 cerca de 250 mil personas rindieron el examen para ingresar a las universidades del país. En Pichincha fueron 59 mil; en Guayas 48 mil; y en Azuay 16 mil estudiantes Foto: redaccion

La Economía es una profesión que se relaciona mucho con los problemas sociales. “A mí me gustaría darle solución a esos problemas sociales”, dice Lady Tomalá, una estudiante del tercer semestre de Economía en la Universidad de Guayaquil.

En la entrada de su facultad, ella observa preocupada a otros alumnos que hacen campaña con carteles. “En esta carrera influye la política, pero muchos no tenemos el carácter para la política”, dice Lady, de 19 años. Ella teme que cuando se gradúe no pueda encontrar trabajo, por lo que desde ahora está pensando en seguir alguna especialidad que le dé más opciones.

“Mis padres me ayudan con los pasajes y almuerzos”, agradece y cuenta que lo que gana en las tardes como asistente en una academia de fútbol –de 16:30 a 18:30– no le alcanza.

Hasta hace dos años, la carrera de Economía figuraba entre las más demandadas por los jóvenes, según la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, Senescyt, pero desde el año pasado hay cambios.

Publicidad

En el último listado de la Senescyt, difundido en su página web, constan las 20 carreras más demandadas en las universidades públicas, diez de ellas son tradicionales como Enfermería, Derecho, Administración de Empresas, Ingeniería Civil, Psicología Clínica, Contabilidad y Auditoría, Medicina, Odontología, Comunicación Social y Arquitectura. Mientras que las más elegidas por los jóvenes en los institutos públicos son las tecnologías en Mecánica Automotriz, en Análisis de Sistemas, Diseño de Modas, Electricidad, entre otras.

Lea también: Ya no hay puntaje mínimo para postular a carreras universitarias

“Hay una tradición en Ecuador a las profesiones liberales, que viene de todo el siglo XX y se prolonga hasta el XXI, entonces, carreras que tienen que ver con el campo de la salud han sido muy demandadas”, analiza Adrián Bonilla, subsecretario general de Educación Superior, y aclara que ya en la práctica carreras como Derecho reciben muchos postulantes, pero pocos ejercen la profesión.

Tradicionales lideran

El país no ha tenido cambios “dramáticos” en términos de vocaciones, dice Bonilla, razón por la cual, cree, las profesiones tradicionales lideran la demanda. “Sí hemos tenido carreras que han aparecido y que han sido exitosas una época y luego han ido disminuyendo su demanda”, dice al lamentar que, en cambio, hay carreras como la de Historia, por ejemplo, con oferta prácticamente inexistente en las universidades.

La especialidad de la Literatura también es casi nula, agrega Fernando Balseca, docente de Literatura y Cultura Latinoamericana. “El estudio de la Literatura en el Ecuador ha ido perdiendo fuerzas, la única universidad donde se puede estudiar Literatura como posgrado es en la Universidad Andina”.

Lo mismo ocurre con otras profesiones de las Ciencias Sociales, áreas que considera claves y necesarias para la formación de un pensamiento crítico en los ciudadanos. Esto, dice Balseca se ha descuidado en los diez años del gobierno de Rafael Correa. “Ha anulado esta visión, le ha dado una prioridad impresionante solo a las ingenierías, como si el desarrollo del país no necesitara de personas críticas, pensantes, autocríticas y dispuestas a escuchar las opiniones contrarias”, opina.

Publicidad

Factores como la rápida inserción al mercado laboral, el salario o un cargo de nivel ejecutivo son algunas de las razones para elegir actualmente las carreras, creen expertos.

“El tiempo que toma una carrera universitaria tiene una duración aproximada de cinco a siete años, en contraste con las tecnologías que comprenden de dos a tres años”, comenta Marcela Ortega, gerenta de Manpower Ecuador, una multinacional que selecciona talentos para el sector empresarial.

Tenemos problema de ausencia de recursos que permitan que las universidades den salida a las expectativas sociales que generan los cambios demográficos y por el mayor acceso a la educación secundaria.Adrián Bonilla, Senescyt

Las diez carreras más demandadas en el país contrastan con las de diez perfiles, que según un informe de Manpower Group 2016-2017, son difíciles de contratar. Entre ellos constan en primer lugar, y por quinto año consecutivo, más que profesiones, los oficios manuales de calidad, como los obreros, electricistas, carpinteros, albañiles, soldadores, fontaneros.

Le siguen las tecnologías en información, como los programadores, desarrolladores, gestores de bases de datos, etc.

Experiencia mientras se trabaja

“En todas partes del mundo existe escasez de talento humano. La estrategia empresarial debe asegurarse la destreza del capital humano, se debe fomentar la cultura del aprendizaje en cada organización”, sugiere la gerenta de Manpower.

Una encuesta sobre Tendencias Globales de Capital Humano 2017 de la multinacional Deloitte señala que el 83% de los ejecutivos identificaron la carrera y el aprendizaje como claves para el sector. “Sin duda hay una sobreoferta de ciertas carreras en economías como la nuestra, que es pequeña y limitada. Probablemente ya no necesitemos ingenieros comerciales en la forma tradicional que los hemos conocido sino reales gestores que optimicen recursos y generen eficiencia”, dice Roberto Estrada, socio de AndeanEcuador Consultores Estratégicos, miembro de la red global de Deloitte Consulting.

Estrada destaca a los millennials, que promueven alternativas profesionales y proyectos que atrae a jóvenes. (I)

83% de ejecutivos de empresas consideran importante la profesión.

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?