En medio de las bajas temperaturas que registra EE.UU., un grupo de estudiantes de la Michigan Tech University construyeron una capilla usando solo hielo y nieve, para brindar una misa en el lugar.

Ellos usaron una serie de implementos y sus conocimientos de ingeniería para moldear el hielo para formar elementos de la iglesia, entre esos el más llamativo fue el altar donde se usó un gran bloque de hielo de 220 kilos, citó el portal Aciprensa.

El padre Hasse, de la St. Albert the Great University Parrish, quien ideó el proyecto iniciado el año pasado, contó que el proyecto busca que la gente “piense en Dios, en la eucaristía y en la Iglesia en medio del invierno”. citó el portal.

En otros centros como el Wyoming Catholic College se replica la tradición. (I)