Dos muchachos portugueses fueron multados y sentenciados ayer a un año de prisión suspendida (sin ingresar a la cárcel) por escribir sus nombres en la entrada del antiguo campo de concentración nazi Auschwitz-Birkenau, de acuerdo con el dictamen de una corte en Polonia.

El abogado de los jóvenes de 17 y 18 años dijo que sus clientes lamentan lo ocurrido y que ya se disculparon por escribir sus nombres y una fecha en la entrada de piedras rojas en Birkenau, parte del complejo Auschwitz.

Los muchachos visitaron el lugar el 28 de julio como parte de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se efectuó con el papa Francisco en Polonia, el año pasado.

Publicidad

De acuerdo con las leyes polacas, cualquier daño al Memorial Auschwitz-Birkenau es un delito grave.

Uno de los jóvenes escribió su nombre con un lapicero, el otro joven grabó su nombre con una piedra.

El abogado de los acusados, Marcin Surowiec, manifestó a The Associated Press que planea apelar las sentencias porque sus clientes no dañaron la entrada. (I)