Un policía designado a custodiar el centro de privación de libertad de Guayaquil fue capturado por sus compañeros cuando supuestamente intentó ingresar al sitio dos celulares y once hojas de afeitar.

Según un parte de novedades, los artículos fueron encontrados dentro del envase del gas pimienta que estaba suspendido en el cinto del gendarme.

El sospechoso fue identificado como Tito R. N. A., con el grado de cabo primero, quien llevaba laborando tres semanas en el centro penitenciario.

El general Édison Carrera, comandante de Policía del Distrito Metropolitano de Guayaquil, indicó que se trató de un hecho aislado y aclaró que tanto servidores policiales como funcionarios de los centros carcelarios son revisados antes del ingreso a las instalaciones. Explicó que la institución no tolerará actos de corrupción. (I)