La Policía de Bolivia decomisó cerca de 1,5 toneladas de marihuana, uno de los mayores de este año, que tenían como destino Chile y estimó que la droga estaba valuada en los mercados internacionales en 2,2 millones de dólares, informó el viernes el gobierno.

"Personal de la jefatura departamental de Potosí (suroeste) realizó el secuestro de 1.485 kilos con 600 gramos de marihuana", señaló el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, al mostrar centenares de paquetes, en forma de ladrillos, con la droga.

Acotó -según la agencia gubernamental de noticias ABI- que "solamente la mercancía ilegal en el mercado externo tiene un costo de 2.227.500 dólares, tomando en cuenta que el kilo fuera de Bolivia está en 1.500 dólares".

El decomiso es uno de los mayores de este año.

En 2015 la Policía se incautó cerca a la frontera con Argentina 2,3 toneladas de marihuana, en uno de los mayores logros en los últimos años.

Según un último dato oficial, Bolivia decomisó en 2014 un total de 171 toneladas de cannabis. Mientras que datos del gobierno revelan que el 1,27% de su población utiliza marihuana, cuyo consumo y tenencia están prohibidos.