El mal tiempo persiste en la provincia de Napo, en la Amazonía. No obstante, ayer bajó un poco la intensidad de las lluvias. Esto permitió continuar con la búsqueda de dos posibles desaparecidos del deslave que el pasado viernes dejó cuatro muertos en el km 1,5 de la vía Hollín-Loreto, que conecta a Napo con Orellana.

Familiares de dos hombres, de 54 y 52 años, aguardaban ayer en ese sitio del cantón Archidona. A las 17:00 se tenía previsto oficiar una misa en ese lugar para declararlo camposanto, indicó el alcalde de Archidona, Jaime Shiguango.

“Hemos dicho a los familiares de los posibles desaparecidos que el Cuerpo de Bomberos de Archidona hará seguimiento (búsqueda)”, contó.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) dispuso un horario de circulación por la vía Hollín-Loreto, conocida como Narupa-Loreto, cuando el clima lo permita. Este será de 06:00 a 08:00, de 12:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:00.

La coordinadora de la Zona 2 de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SNGR), Nancy Morocho, explicó que se inspecciona a diario el sitio del deslave, y que el miércoles pasado dos geólogos detectaron la formación de una bolsa de agua en el cerro junto a la vía Hollín-Loreto.

En Sucumbíos, el temporal también provoca daños. Ayer, alrededor de las 13:00 colapsó un puente de la vía que une a Sucumbíos con Carchi, según habitantes. Galo Yarpaz, de una comunidad cercana, afirmó que es un paso obligado para productores agrícolas.

Otras vías afectadas por las lluvias son las que conectan a las provincias de Azuay y Morona Santiago. (I)