Después de las quejas de ciclistas y peatones por la serie de huecos y abultamientos que hay en tramos de la ciclovía y las camineras de la isla Santay, el Ministerio del Ambiente ha salido a reconocer que la estructura no fue ejecutada de manera apropiada.

“Como administradores cumplimos en informar a la ciudadanía que la obra no fue ejecutada de manera apropiada por no cumplir con las especificaciones técnicas que incluía instalar transversalmente los tablones plásticos y no longitudinalmente como ha sido realizado”, aseguró el ministro del Ambiente, Daniel Ortega, en un boletín colgado en el portal de esa cartera.

En los últimos días, usuarios que salen de Guayaquil a Santay, y de allí a Durán, mostraron su preocupación por la partición de las tablas colocadas longitudinalmente y que están hechas con una mezcla de madera y plástico (Wood Plastic Composite, WPC).

Hasta la semana pasada, a lo largo de los senderos había cerca de un centenar de áreas dañadas, algunas de las cuales estaban señalizados advirtiendo el peligro a los caminantes y ciclistas.

Publicidad

Ortega indicó que durante una reciente visita a la zona constató deficiencias en la calidad de la infraestructura.

“El Ministerio del Ambiente está exigiendo al constructor y fiscalizador resolver este problema urgentemente”, anotó el funcionario en el boletín.

Explicó, además, que ciertos tramos ya se encuentran en etapa de mantenimiento y acciones correctivas ante los daños detectados.

En un comunicado dirigido a este Diario, la semana anterior, el Ministerio señaló que no ha recibido la obra correspondiente a la ciclovía, pero que efectúa un acompañamiento al Servicio de Contratación de Obras, Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda y contratista Bueno & Castro, para “verificar los trabajos de reparación”.

Publicidad

Por los arreglos que se ejecutan en la isla y que afectarán al normal tránsito, el Ministerio pidió disculpas y comprensión a los usuarios.

Reiteró que las acciones en ejecución permitirán “asegurar que esta área protegida brinde la atención al público para el cual fue ejecutada por el Gobierno y garantice el disfrute de los visitantes en el corto plazo”. No se precisa cuánto tiempo durarán los trabajos.

Pero las averías en las camineras no son el único problema en la isla. Ortega indicó, asimismo, que ha encontrado deficiencias en la seguridad.

Por ello, apuntó, es que se decidió terminar el contrato de vigilancia que regía en la isla Santay, que está en la jurisdicción de Durán.

Publicidad

Actualmente, efectivos policiales realizan el resguardo en todas las áreas de esta obra. El Ministerio adujo que a finales de mayo se iniciará la prestación del servicio con otra empresa de vigilancia.

Desde el año 2010, como parte del proyecto Guayaquil Ecológico, el Gobierno ha invertido $ 140 millones distribuidos entre el Parque Samanes, Isla Santay y el estero Salado. (I)

Reparaciones
Tramo
Sustitución

En abril pasado se realizó la reparación de un kilómetro del tramo Durán-Santay y actualmente se encuentra en reparación el tramo Ecoaldea-Guayaquil. La tarea comprende “la sustitución del material WPC deteriorado (material de caminera)”.

Estructura
Por las reparaciones que se hacen, en algunos tramos el visitante puede ver el esqueleto de las camineras.