Decenas de usuarios llegaron hasta la Unidad de Vigilancia Centro (UVC, conocido como Cuartel Modelo de Guayaquil) para presentar una denuncia o hacer algún trámite en la Unidad de Flagrancia, pero dos guardias de seguridad les impidieron el paso.

“No hay atención aquí, diríjase al Albán Borja”, repetían los celadores a cada una de las personas que intentaban ingresar. Solo se permitía el paso a los funcionarios que laboran en esa dependencia para que recojan sus pertenencias y equipos de trabajos, y se dirijan al mencionado centro comercial, donde funciona una Unidad Judicial del Consejo de la Judicatura.

El terremoto de magnitud 7,8 que sacudió al país el pasado sábado provocó daños severos en la estructura del edificio principal del Cuartel Modelo, relativamente nuevo.

Fisuras y grietas en las paredes, vidrios rotos, desprendimiento de concreto llevaron a las autoridades a cancelar la atención en el edificio, y tanto jueces como fiscales y amanuenses salieron del sitio.

Publicidad

Luis Rada, director provincial del Consejo de la Judicatura (CJ), explicó que la unidad en el Albán Borja cuenta con el espacio físico para albergar el servicio de Flagrancia.

En tanto, en el centro de Guayaquil, algunos edificios fueron evacuados. Unos por supuestos daños en las infraestructuras y otros por precaución, mientras personal municipal realizaba inspecciones.

En este último caso estaba el edificio Pasaje Valco, de las calles Vélez y Chile, que fue evacuado parcialmente por un supuesto movimiento de la estructura de más de diez pisos provocado por una réplica.

Incluso transeúntes, comerciantes y moradores del sector notaron una supuesta inclinación a un costado del inmueble, lo que provocó preocupación.

Marcos López, quien trabaja en un negocio del pasaje del edificio, dijo que este fue cerrado por precaución a raíz de la explosión de un transformador que dejó sin energía la zona.

“En el parqueadero hay paredes con fisuras, los azulejos se cayeron, el pasaje comercial lo cerraron, nos dijeron que salgamos del edificio”, dijo López.

Publicidad

A pocas cuadras, en García Avilés y Luque, se cerró el pasó vehicular. Supuestas fallas estructurales en el edificio Cosmocentro causaron alarma.

Daños similares a los del Cuartel Modelo, pero no de gravedad, según personeros de la casa de salud, sufrió Solca, ubicada en el norte de la urbe. Por ello, y por precaución, los pacientes que estaban asilados en un piso alto fueron reubicados en un área de la planta baja.

Otro edificio evacuado, pero en su totalidad, fue el Vihcar, de las calles Tulcán y Luque (centro), donde funciona la Unidad Judicial de Familia, Niñez y Adolescencia.

Rada indicó que dicha unidad está atendiendo en el Complejo Judicial Guayaquil Norte, en La Florida. Ayer en la mañana, una réplica hizo que este grupo de edificios sea evacuado luego de una réplica, pero luego se reanudó la atención.

El experto en estructuras sismorresistentes, Marcelo Moncayo, recomendó que los edificios de la ciudad sean analizados. “Es lo que se debe hacer luego de un sismo tan severo”.

En tanto, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, pidió a los dueños de los edificios que permitan las inspecciones del personal municipal. (I)