El Fondo Monetario Internacional (FMI) ve con preocupación el panorama económico mundial y hace ajustes a las proyecciones de crecimiento de este año. El número dos del organismo, David Lipton, alertó ayer que existen riesgos más pronunciados y la posibilidad de que la economía global caiga en deflación (baja generalizada de precios), arrastrada por una menor demanda y los bajos precios de la energía, según medios de prensa especializados.

“Los riesgos han aumentado aún más, con la volatilidad en mercados financieros y los bajos precios de las materias primas creando nuevas preocupaciones acerca de la salud de la economía global”, dijo Lipton en una conferencia en Washington, Estados Unidos.

Habló de la salida de capitales de las economías emergentes, que pasaron de $ 125.000 millones en 2014 a $ 200.000 millones en 2015, de mayores tipos de interés reales, una caída del Producto Interno Bruto nominal y un empeoramiento de la deuda pública.

Una deflación a nivel mundial normalmente tiene como consecuencia una profunda recesión de la economía, explica el analista Walter Spurrier, porque cuando se anticipa que los precios van a bajar, se retrasan las decisiones de compra o se compra menos; y, si no se vende, no se produce.

Publicidad

“El peligro que eso tiene para el Ecuador es doble. Por un lado con deflación la gente no compra y va a ser más difícil exportar. El otro es que igual tenemos inflación que está disminuyendo y es superior a la mundial y eso significa que el Ecuador va a seguir encareciéndose... va a tener más dificultades de competir en mercados internacionales”, indicó Spurrier.

Para Fausto Ortiz, exministro de Finanzas de este Gobierno, de alguna forma en Ecuador producto del proceso recesivo que está viviendo ya se siente un ritmo más lento de crecimiento de precios. Aunque no se trata de deflación, este año se evidencia ya una inflación acumulada menor. En febrero cerró con 0,45% cuando en el mismo mes de 2015 fue de 1,21%.

Xavier Andrade, subdirector ejecutivo del Instituto Ecuatoriano de Economía Política, cree que más allá del impacto externo, el mayor problema del Ecuador es interno, como el elevado gasto público, políticas encaminadas a hacer más grandes el tamaño del Estado y que desalientan al sector privado.

“La inversión privada no se hace más dinámica de lo que podría ser y eso sí repercute en las mayores posibilidades de crecimiento, que haya menos oferta de bienes y servicios, sí repercute que la economía nuestra sea más cara a pesar de que el mundo va a entrar en una deflación”, dice Andrade. (I)

Caída china
Baja mundial

Exportaciones
Las exportaciones chinas registraron en febrero un retroceso interanual de más de 25% y las importaciones cayeron cerca del 14%.

Riesgo
Ante ese desplome el FMI advirtió que el mundo se enfrenta al “riesgo de descarrilamiento económico” y requiere de medidas urgentes para impulsar la demanda.