La eliminación de los subsidios al sector industrial podría afectar sus costos de producción y así encarecer el producto final. En este sentido se pronunciaron representantes de varias industrias.

Xavier Díaz, presidente de la Asociación de Industriales Textiles (AIT), explicó que su industria tradicionalmente consume diésel y búnker para generar la energía necesaria para sus calderos. Estos calderos son los que finalmente generarán vapor de agua para mover las máquinas industriales. Para Díaz, cualquier incremento en este proceso también genera incidencia en los costos finales del producto. El gremio está al momento analizando el impacto para cuantificarlo.

La medida anunciada el viernes pasado plantea eliminar el subsidio para diésel 1, diésel 2, GLP, búnker, fuel oil y jet fuel, combustibles que se usan de acuerdo con un estudio del Ministerio Coordinador de la Producción, para la industria, navieras y generación eléctrica.

Por su parte, Guillermo Pavón, director general de Fedimetal, explicó que en varios de los procesos de la industria metalmecánica se usan estos combustibles.

Publicidad

Sin embargo, explicó que quienes más tendrán que pagar el incremento serán sus clientes que compran equipos para generar energía calorífica.

El Ministerio Coordinador de la Producción indicaba en un informe previo que se hizo para evaluar la eliminación de subsidios que los sectores industriales que más se afectarían serían el de elaboración de azúcar, fabricación de productos minerales no metálicos, fabricación de productos de madera y el de elaboración de bebidas.

Según el propio Ministerio, el diésel es el derivado de petróleo que mayor consumo tiene a nivel nacional y dinamiza el desarrollo de diversas actividades productivas.

En todo caso, el sábado pasado el presidente Correa ratificó que el subsidio entregado a las industrias solamente afectará al 1% de los costos en promedio.

Publicidad

Pero con ello el Gobierno logrará ahorrar $ 337 millones al año. Hace cinco años, en cambio, cuando el precio de derivados era más elevado, el Ministerio calculó que el impacto para la industria en los costos al eliminar el subsidio al diésel sería un 5,3% de los costos.

Entre enero y agosto de este año el Gobierno pagó $ 1.358,73 millones por subsidio a la nafta, diésel y GLP (Gas Licuado de Petróleo), según datos del Banco Central del Ecuador. Esta cifra es 48,35% menos de lo que pagó en el mismo periodo de 2014 ($ 2.630 millones). (I)

337
Millones de dólares se ahorraría con el recorte de los subsidios a los combustibles en el 2016, según el presidente Correa.

Información oficial
Precio

Publicidad

Decreto
El decreto señala que EP Petroecuador determinará de manera mensual el precio de venta en terminal para los productos GPL para uso comercial e industrial, diésel 2, diésel premium, gasolinas y fuel oil Nº 6 para sector industrial.

Hogares
No se elimina el subsidio de combustibles para autos o el gas de uso doméstico.