Los gremios empresariales elaborarán dentro de 30 días una “hoja de ruta” del trabajo que deberá hacerse tras los acuerdos alcanzados con el Gobierno en la reunión que mantuvieron el lunes pasado con el presidente de la República, Rafael Correa, y los ministros del área Económica, en el Palacio de Gobierno, en Quito.

Así lo reveló ayer Henry Kronfle, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), quien explicó que algunos de los cambios analizados en la cita se relacionan con modificaciones en la Constitución, en las leyes, a temas que se tratan en la Asamblea Nacional y otros aspectos que pueden ser solucionados a través de decreto presidencial. Todo esto, dijo, enfocado a reformas laborales y tributarias, incentivos a la inversión, impulsos a la productividad y la competitividad.

Además, se trató la agenda de comercio exterior y cómo minimizar los impactos de las nuevas medidas en el sector del comercio y en la actividad empresarial en general.

“Fue una reunión muy positiva, prácticamente todo (lo propuesto) fue aceptado, avalado, ahora hay que trabajar”, expresó Kronfle, quien adelantó que después de seis meses se reunirán nuevamente para evaluar los resultados del trabajo compartido público-privado.

Publicidad

Por su parte, el ministro de Industrias, Ramiro González, quien también estuvo presente en el conversatorio, confirmó ayer la alianza alcanzada el lunes pasado. “Nos hemos comprometido todos a irlos solucionando (los temas tratados)”.

Añadió que el viernes anterior se expidió un decreto ejecutivo que autoriza este tipo de alianzas. En este marco, indicó que la próxima semana se anunciará un plan de la banca privada para financiar viviendas de hasta $ 65.000.

“Es para que no tengan que dar una entrada, y (será) a tasas de interés muy convenientes, para que pueda masificarse la compra de viviendas”, señaló González, quien, sin embargo, no detalló el monto de la inversión, pero sí adelantó que el proyecto también tendría el apoyo de la banca estatal.

De acuerdo con Eduardo Ledesma, presidente de la Asociación de Exportadores Bananeros, en esta semana o la próxima entrará en vigencia el drawback (devolución de impuestos de comercio exterior).

Publicidad

Explicó que el planteamiento del Gobierno es devolver entre el 2% y el 4% del valor FOB (sin contar flete y aranceles), de las exportaciones que van a Rusia, la Unión Europea y China; sin embargo, el pedido que han hecho ha sido que se aplique también a exportaciones que van a Japón y Turquía, que tienen altos aranceles.

Dijo que buscarán que se eliminen trabas de tramitología y que se firme el acuerdo con la Unión Europea.

Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, destacó la apertura al diálogo. Dijo que un pedido que se hizo fue que los negocios de importación que se han cerrado antes de la salvaguardia global, no sean afectados por la medida que se espera aplicar. El Gobierno aceptó la petición, aseguró. (I)