Desde muy temprano, los habitantes del sur de Quito afectados por la granizada que cayó el sábado salieron a limpiar las aceras y sus negocios.

Ese día el granizo superó los 50 cm de alto en unos sitios y ayer el agua alcanzó los 25 cm e inundó las oficinas de una empresa y casas del sector de la calle Teniente Hugo Ortiz.

Según Raúl Lasluisa, dueño del local Súper Bahía, perdió 1.200 dólares en su venta de aparatos electrónicos que se mojaron.

Agregó que el granizo se evidenció en unas cuatro cuadras desde la avenida Mariscal Sucre y se acumuló frente a su casa.

El ECU 911 Quito tuvo más de 20 reportes de emergencias asociadas a inundaciones en casas, colapsos de techos y carros atrapados en el granizo, desde los barrios La Argelia Alta, La Magdalena, Chilibulo, La Ferroviaria, entre otros.

En el sector La Colmena el techo de una casa colapsó por la acumulación de granizo y la vivienda resultó afectada por el agua que se estancó.

En otras zonas como El Recreo, calles Delfín Díaz y Delfín Treviño, dos inmuebles resultaron afectados por la acumulación de hielo en el techo.

Mientras esto ocurría, en las calles niños y adultos jugaron en el granizo, formaron muñecos y otras figuras. En tanto otras personas ayudaron a mover los carros que quedaron atascados. (I)