El dueño del barco Floreana que encalló en San Cristóbal el pasado miércoles 28, Frank Chatburn, expresa que el seguro pagará el valor de la carga, lamenta que personas se apoderaron de parte de ella e incluso en unos cartones tapaban el nombre del dueño para escribir otros.

¿Qué se hace en el Floreana?
Ya se firmó el contrato con una compañía americana que hará el reflotamiento, el salvataje. Físicamente el barco ya no es mío, es de la empresa que hace el salvataje (...). Van a sacar más carga para alivianar y hay que ponerle más para que se mantenga a nivel. Todo marcha muy bien y en forma ordenada, van a trabajar con mano de obra local. Sacarán el barco fuera de la reserva Galápagos para hundirlo. Fue un error, no sé qué fue lo que pasó, pero se encalló y se rompió.

¿El salvataje en qué consiste?
El lugar más afectado es el cuarto de máquinas que está lleno de agua, el motor bajo el agua. En el salvataje se están soldando todas las puertas, van a poner un sello en la chimenea y sueldan todas las entradas y salidas del cuarto de máquinas, de ahí colocan compresores enormes que llegarán y empezarán a llenarlo con aire, ponen aire a presión muy fuerte y ese aire empuja el agua afuera. Una vez que sale aire, el barco se va levantando, igual se hace en la parte de adelante. Llega el momento en que el barco flota y el remolcador lo hala.

¿Por qué encalló?
Estaba en mi casa en Floreana, por teléfono me dicen que el barco encalló, vine en un bote rapidísimo, gracias a Dios llegué bien. No he tenido muchas ganas de hablar con el capitán (...). Debe haber un jurado de capitanes para la cuestión del seguro.

¿Cómo se aplicará el seguro?
El seguro cubre el daño a la carga, el seguro paga cuando la carga ha salido y mi contador pone que salió, el nombre de quién la lleva y hay un recibo que especifique que estaba algo dañado, pero, si se han llevado la carga sin hacer ningún trámite conmigo o los contadores del barco va a ser difícil que ellos cobren porque no hay un registro.

¿Cuánto queda de carga?
Vamos a tratar de sacar unas 300 toneladas de cemento que ya está dañado, hay que ver si sacamos cerveza, que vale mucho, y una carga restante de Floreana e Isabela. Si sacamos 100 toneladas, le metemos 100 toneladas de agua para tenerlo estable. No queremos que se mueva mucho porque se puede romper.

¿Se han llevado la carga sin realizar el registro?
Bastantes personas. sé quienes son. Lo dejo en manos de Dios. Se llevaron mucha carga que incluso no era de ellos, borraban el nombre en cartones y ponían el de otros.

¿Complicado con lo ocurrido?
Soy supercatólico, creo mucho en Jesús, sé que este no es el fin para mí. Es el principio de otra cosa nueva, trabajo con fe, cariño y respeto, algo va a salir bien. (I)