Un jurado popular de Nueva York resolvió ayer no procesar a un policía blanco acusado de matar a un hombre afroamericano en un controvertido hecho, un anuncio que llega diez días después del caso Ferguson, causa de violentas protestas en todo Estados Unidos.

Eric Garner, de 43 años y sospechoso de vender cigarrillos ilegalmente, murió el pasado 17 de julio en Staten Island (frente al sur de Manhattan) tras haber sido sometido por la fuerza por varios oficiales blancos, uno de los cuales, identificado como Daniel Pantaleo, lo tomó por el cuello, una práctica prohibida en Nueva York.

En tanto, unos 60 policías de Nueva York comenzarán a llevar desde este fin de semana una minicámara en su uniforme, un ensayo de la Alcaldía que busca dar más transparencia a las acciones de los oficiales en medio de la polémica por el uso excesivo de la fuerza.