El canal de televisión Teleamazonas fue sancionado nuevamente por la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom), porque uno de los programas que transmite, "Jarabe de Pico", no cumplió con un pedido de rectificación como lo dispone la Ley Orgánica de Comunicación.

La denuncia contra ese programa la planteó la actriz Carolina Jaume el 29 de septiembre pasado, debido a que Jarabe de Pico el 25 del mismo mes, utilizó información y fotografías de su cuenta de Instagram para realizar comentarios que no se constrastaron y según la denunciante se infringieron los artículos 10 (normas deontológicas), numeral 1 (dignidad humana), literal c (intimidad personal) y, 23 (derecho a la rectificación) inciso segundo de dicha Ley.

Además de que señaló que su cuenta fue "hackeada", por lo que exigió una rectificación.

La Supercom concluyó, viable la rectificación pero no dio paso a la otra parte de su denuncia. "La señora Jaume no demostró en el proceso que su cuenta personal de Instagram haya sido hackeada y que al haberse difundido información en una red social pública de propiedad de la accionante no fue posible establecer que se haya irrespetado su intimidad personal o familiar, por lo tanto, no se pudo establecer la supuesta inobservancia a la norma deontológica, citada en su denuncia.

La Superintendencia reiteró que Teleamazonas inobservó el artículo 23 de la Ley de Comunicación que señala que: “Los medios de comunicación tienen la obligación jurídica de publicar dentro del plazo de 72 horas, contadas a partir de presentado el reclamo de la persona afectada, de forma gratuita, con las mismas características, dimensiones y en el mismo espacio, sección u horario; las rectificaciones a las que haya lugar”.

Pero Jarabe de Pico, el 1 de octubre pasado, solo hizo una referencia a la carta de rectificación “sin que su contenido íntegro haya sido reproducido verbalmente o publicado mediante imagen”; incurriendo en la infracción que señala el inciso dos del artículo 23 de la LOC", detalló la Supercom.

La sanción involucra una disculpa pública -por escrito- del director del medio a la afectada, con una copia al Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación (Cordicom). La misma será publicada en el portal web del medio por un plazo no menor a siete días consecutivos.