Tiene el tono de una conversación cualquiera, pero de lo que hablan hiela la sangre. Patricio Reyes Landa (a) el Pato, Jonathan Osorio Gómez (a) el Jona y Agustín García Reyes (a) el Chereje confesaron, según la Fiscalía General de México, haber recibido y ejecutado al grupo de personas que les entregaron los policías municipales de Iguala y Cocula.

Los tres han sido identificados como miembros del grupo criminal Guerreros Unidos que operaba en Iguala en complicidad con la policía municipal. Aquí parte del interrogatorio difundido parcialmente por la Fiscalía en varios videos. Los que declaran tienen difuminados los rostros.

¿Cuántos estudiantes traían? García dice: “Dicen que eran 44”. ¿Quién dijo? “El Pato y el Guereque decían que son 44 o 43 (...), pero así que los haya contado, no, pero eran hartos”.

¿Había algunos muertos en la camioneta antes de bajarlos? Otro de los detenidos responde en otro video: “Sí, al momento que yo iba pasándole a los chavos ya habían muerto, habían aproximadamente 15 muertos”. ¿Muertos de bala o de qué? “Se ahogaron, se asfixiaron”.

Publicidad

El detenido García agrega: “Les preguntaron (otros integrantes de Guerreros Unidos) qué eran y todos respondían somos estudiantes y entonces los bajaron y les preguntaron a qué habían venido a Iguala y dijeron que venían por la esposa de (José Luis) Abarca”.

¿Pero pertenecían a algún grupo? “Es lo que le preguntaron (si) y dijeron que no”.

También la Fiscalía expuso parte de la versión sobre cómo sacaron a los estudiantes de la camioneta y el camión. “Los dejaban caer (los cuerpos de la camioneta al suelo) y entonces el Terco, la Rana o el Pato los agarraban y los iban acomodando. Los que estaban vivos se levantaban, los agarraban y les tiraban. Los demás los jalaban de las patas o de las manos y los iban acomodando...”.

García narra en otro video: “A mí me dijeron tú jálate a los que ya están muertos a la orilla del basurero, como está alto (...) los acarrié con el ‘bimbo’, así, cargándolos. Otros dos los columpiaban y los aventaban hacia abajo (en el basurero)”.

Publicidad

¿Los mataron arriba? García: “No, a algunos, a los de encima”. ¿Qué hicieron cuando estaban abajo? “Comenzaron a poner piedras (...), un círculo de pura piedra y ya encima de la piedra se aventaba la llanta. Y arriba de la llanta se metía la leña...” ¿Les rociaron algo? “Si, llegó el Huasaco con diesel y gasolina y bañaron a los cuerpos”.

En otro interrogatorio, con tono de conversación banal, un preso dice: “Como a las 5:30 se apagó (el fuego), algunos llegaron con unas palas...” ¿Y qué encontraron? “Pues era carbón y pedacitos así de hueso”. ¿Cuántas bolsas llevaban? “Eran ocho, pero no llenas, más o menos a la mitad”. ¿De qué tamaño? “De basura, de las grandes”.

Estamos cansados de que el fiscal nos mate a los muchachos, ya no los han matado en varios lugares y de varias maneras, como en el caso de Cocula”.Julio César González Padre de uno de los desaparecidos