La explosión de un coche bomba provocó este lunes la muerte de 24 personas cerca de la capital somalí, Mogadiscio.

El atacante suicida intentó alcanzar a un convoy de la Unión Africana, pero en su lugar resultó alcanzado un minibús en el que viajaban civiles, explicaron fuentes de los servicios de seguridad.

El ataque se produjo en Elasha Biyaha, unos 15 kilómetros al sur de Mogadiscio, y acabó con la vida de todas las personas que iban en el autobús. Además resultaron heridas otras 12 personas.

Publicidad

"Hay sangre y restos de cuerpos por todas partes", explicó a dpa una vecina del lugar. "Es imposible distinguir si los muertes son hombres o mujeres", agregó.

Por el momento nadie asumió la autoría del atentado, aunque se cree que podría ser obra de la organización radical islámica Al Shabaab. El sábado este grupo juró vengar la muerte de su líder, fallecido en un ataque aéreo estadounidense.