Cuatro meses de seguimiento realizados por el Servicio de Inteligencia Antinarcóticos (SIAN) de la Policía sirvieron para determinar que una banda dedicada al narcotráfico utilizaba de fachada una organización de ayuda humanitaria en Esmeraldas, denominada Fundación de Asistencia Social y Apadrinamiento en el Ecuador (Fasae), para hacer envíos de droga a Europa y África.

Aparentemente, esta ONG tenía autorización para enviar mercadería de ayuda humanitaria hacia ambos continentes, pero camuflaban el estupefaciente cuando realizaban las exportaciones de mariscos.

La ONG estaba presidida por el mexicano Héctor de Jesús Martínez Ramírez, ahora prófugo y supuesto líder de esta organización criminal. Entre las pertenencias del sujeto se hallaron documentos falsos con su fotografía pero con dos identidades diferentes. Una, la del mexicano Octavio León Ramírez y la otra como el venezolano Henry Betancourt Molero.

Según el ministro del Interior, José Serrano, de los seguimientos a esta organización delictiva se pudo evidenciar una presunta vinculación del jefe del comando provincial de Esmeraldas (CP14), coronel Galo Alfredo Carrera Vizuete, con algunos integrantes de la banda.

Publicidad

Informes de la Policía de Antinarcóticos revelarían que el oficial Carrera se reunió al menos en cuatro ocasiones con el mexicano De Jesús Martínez Ramírez y con uno de los detenidos en la operación que fue denominada Resurgir: Eduardo Enrique Cedeño Cortez.

“Hay llamadas telefónicas, visitas que los ahora detenidos hacían al Comando Provincial y a la casa de Carrera”, dijo el ministro. Junto al ecuatoriano Cedeño fue detenido Carlos Xavier Muñoz Quiñónez, quien supuestamente era el chofer de Cedeño y del mexicano De Jesús, cuando llegaba al aeropuerto de Tachina, en Esmeraldas, para negociar droga que no solamente iba a ser camuflada en los envíos a Europa y Asia, sino también a Centroamérica y México, de donde era trasladada hasta Estados Unidos.

Otros de los detenidos dentro de la operación antinarcóticos fueron los colombianos Juan Alberto Ríos Vera y Celso Farnet Arroyo Mena. Estos dos extranjeros fueron hallados cuidando una casa en las cercanías del aeropuerto de Tachina.

En los predios de esta vivienda, al ser registrada la mañana del miércoles último por la Policía Antinarcóticos, se hallaron enterradas en once cajas de madera con al menos 1,5 toneladas de clorhidrato de cocaína con el logotipo HD; además se encontraron $ 556 mil en efectivo y un cheque por 20.000 dólares.

“Las investigaciones recién se inician”, dijo ayer Nelson Argüello, inspector general de la Policía, quien con el oficial Rodrigo Suárez participaron la mañana de ayer en la rueda de prensa y videoconferencia conjunta con el ministro Serrano y el Comandante general de la Policía, Patricio Franco.

Los informes diarios de los seguimientos alertaban que el coronel Carrera se reunió en la casa allanada con De Jesús y Cedeño. Movimientos extraños de Arroyo y Ríos hacían creer que la organización iba a realizar un envío de droga por lo que se apresuró la acción policial. Otro seguimiento habría captado que el oficial Carrera durmió en el mismo hotel que el narco mexicano De Jesús y Cedeño.

Publicidad

Serrano añadió que existe un hecho de asociación ilícita entre el oficial y los demás detenidos, no solo porque existieron visitas de los narcos sospechosos a la vivienda del uniformado, sino que además utilizaban estas personas los vehículos de los familiares del coronel Carrera, específicamente de una hermana. “No solamente son visitas, sino también hay otro tipo de relación”, dijo Serrano.

Dentro del organigrama de la agrupación delictiva aparecen Cedeño y el ecuatoriano Cristian Enrique Arana, prófugo, como los hombres de confianza del mexicano De Jesús.

Ante la inquietud de que si la droga pertenecería al cartel mexicano de Sinaloa, el ministro Serrano dijo que aún continúan las investigaciones y que si se encuentra alguna relación con algún cartel de otro país se informará inmediatamente.

Por el momento, dijo, junto a la instrucción fiscal que inició la madrugada de ayer contra los cinco sospechosos detenidos, la institución investiga internamente para establecer el comportamiento de Carrera y su círculo cercano mientras fue comandante en Esmeraldas cuatro meses, en Santo Domingo de los Colorados y Guayas.

“En este caso ha sido un coronel el vinculado y no descartamos que otros oficiales puedan haber estado operando con el coronel Carrera. Esto es investigado en la fuerza así como también por la Fiscalía”, dijo.

Dentro de la Operación Resurgir, la policía de Antinarcóticos no solo se limitó a la ciudad y provincia de Esmeraldas, se amplió al país donde los involucrados tenían propiedades, aseguraron investigadores.

Por esa razón fue que también se allanaron varias propiedades que los sospechosos tenían en otras ciudades Una de ellas Guayaquil, en la ciudadela Urdenor 2, manzana 222, villa 6; otra casa en el sector Las Cruces, cantón La Libertad; y la empacadora PescaPack, que se encuentra en la parroquia Anconcito, desde donde supuestamente la organización enviaba el alcaloide camuflado en mariscos, indicó la Policía.

En el operativo también se decomisó una pistola Glock, un revólver calibre 38 y dos carabinas, además de 12 teléfonos celulares, la mayoría eran modelos de última tecnología.

Antecedente: Asesinados con droga
Policías acribillados
En agosto del 2009, fue acribillado en Calvas, El Oro, el teniente coronel Luis Villafuerte Llerena, quien era comandante sectorial de Quinindé; junto a los policías Juan Zhuna y Erwin Quinche. Los dos primeros fallecieron, el otro quedó herido y guarda prisión. En el carro que iban, una moderna camioneta Ford Sport Track doble cabina, sin placa, azul, se hallaron dos cartones cubiertos con cinta de embalaje, en cuyo interior había 123 paquetes de droga; después se contabilizaron 272 kilos de cocaína.

Perfil: Galo Carrera Vizuete
EDAD
47 años

NACIÓ
En Quito

RANGO
Coronel de Policía

CARGOS
Ahora era comandante de Policía de Esmeraldas; antes fue jefe de la Policía Judicial de Santo Domingo de los Colorados, donde ascendió a la Comandancia.