Centenares de personas acudieron ayer hasta las oficinas de una empresa de publicidad online para reclamar por las supuestas estafas de las que fueron víctimas.

Los denunciantes reclamaban pagos por varios meses de trabajo publicitando marcas de otras empresas a través de la red social Facebook.

Los presuntos afectados se aglomeraron afuera de unas oficinas ubicadas en las calles Gómez Rendón y Cacique Álvarez, en el centro de Guayaquil, donde decían funcionaba la compañía Publifast. Al sitio acudió la Policía para evitar desmanes de los perjudicados y retirar cajas de ese local.

Nathaly Recalde, supuesta afectada, mencionó que ingresó a trabajar pagando una inscripción de 150 dólares y que para comenzar a vender publicidad y tener un código activo debía ingresar a otras dos personas, las que a su vez debían ingresar a dos conocidos más.

Ella expresó que conoció de la marca a través de allegados que supuestamente ganaban 318 dólares mensuales por publicitar marcas en los perfiles de Facebook de diez personas.

Según la denunciante, el primer mes recibió el pago sin problemas, pero que luego le presentaron excusas para cobrar el dinero. Los pagos, indicó, se realizaban en cheques.

Se conoció que la empresa de publicidad fue creada en octubre pasado por Luis C. y que tendría al menos 100 mil afiliados en unas diez ciudades del Ecuador, entre ellas Milagro, donde también hubo reclamos, así como en otros países.

100 mil personas se habrían afiliado a la empresa de publicidad online pagando una inscripción de $ 150.