La detención de una persona en Ecuador con 4,1 kilos de cocaína desencadenó la mayor operación policial contra la facción más violenta de los Latin King en Barcelona, a la que la Policía de Cataluña (Mossos d'Esquadra) ha dado por descabezada.

La facción denominada ALKN (Almighty Latin Kings Nation) era dirigida por un catalán de 31 años al que llamaban Babywhite que, según una versión de diario El Mundo, es pareja de la hermana del líder ecuatoriano de los Latin King.

La Policía explicó este lunes en rueda de prensa que Babywhite era el líder (inca supremo de la nación). Después de él, vienen las "coronas supremas". "Estos miembros de la banda ejercían su supremacía en el conjunto del Estado español mediante acciones violentas y coactivas hacia los propios integrantes de otras facciones de los Latin Kings, que ellos denominaban como Torcidos".

Publicidad

La organización estaba compuesta "mayoritariamente por personas de origen sudamericano, principalmente de nacionalidad ecuatoriana, uruguaya, boliviana y española, que se estructuraban en una organización de estructura piramidal, con una estricta jerarquía y reparto de roles, dedicados a diversas actividades criminales y con una amplia presencia territorial en todo el Estado español".

El Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona tuteló la investigación que arrancó el pasado mayo, "a raíz de las informaciones que se disponían sobre la consolidación de las actividades delictivas perpetradas por los integrantes de la banda, con un amplio abanico delictivo".

En esa época, un miembro de la banda fue arrestado en Ecuador cuando intentaba llevar a España 4,1 kilogramos de cocaína. "Poco tiempo después, se detuvo a otro hombre en el aeropuerto de Barajas en Madrid, que llevaba 9 kilogramos de cocaína", explicó la Policía, tras enfatizar que esta era la persona se encargaba de seleccionar a los candidatos que debían hacer de correos humanos de la droga.

Publicidad

Según la Policía, está facción de los Latin King se dedicaba a "la comisión de hechos delictivos graves de forma especializada: tráfico de drogas a escala internacional, extorsión, tenencia de armas de fuego y delitos contra las personas y el patrimonio, de diversa naturaleza, con el uso sistemático de la violencia para mantener la cohesión grupal mediante castigos como medida de disciplina interna y con episodios reiterados de agresiones , ya sea hacia bandas rivales o los propios integrantes de la banda".

El juzgado instructor decretó el ingreso en prisión de los principales líderes de la banda. El balance final de la operación ha sido de 30 detenidos y 19 imputados, luego de los allanamientos realizados el 11 de marzo en domicilios y locales de Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat, Montcada i Reixax, Sant Andreu de la Barca, Badalona, Santa Coloma y Girona.